El partido oficialista ecuatoriano Alianza País (AP) destituyó este miércoles al presidente del país, Lenín Moreno, de la jefatura de su propia organización.

La dirección nacional de AP anunció en un comunicado “la pérdida inmediata de su dignidad como presidente del Movimiento Alianza PAIS del señor Lenín Moreno Garcés”. El movimiento oficialista, que desde que Moreno llegó al poder el 24 de mayo está profundamente dividido entre los partidarios de Moreno y los del ex presidente Rafael Correa, acusó al presidente de gobernar con el programa de la oposición y atentar contra “la unidad orgánica” del partido.

“La normativa interna considera como falta grave, entre otras, las acciones políticas que beneficien objetivamente a personas o grupos opositores a la política de la Revolución Ciudadana”, explicó la formación.

El partido, en el poder desde 2007, nombró en su lugar al ex canciller Ricardo Patiño, una de las figuras más poderosas del correísmo, e invitó a Rafael Correa a acompañar su proceso de “reestructuración”.

La disputa entre Moreno y Correa, que empezó con las desacreditaciones de Moreno a su antecesor, llegó a su momento de máxima tensión con el anuncio de una consulta popular, todavía sin fecha, para suprimir la reelección indefinida aprobada por el ex mandatario, un paso que para muchos busca impedir el regreso de Correa al poder en 2021.

En el escenario también están las graves acusaciones de corrupción que la oposición atribuye al vicepresidente Jorge Glas, aliado de Correa, actualmente en prisión preventiva por el caso de los sobornos millonarios de la constructora brasileña Odebrech.