Una amplia movilización de hombres contra la violencia hacia la mujer recorrió las calles de la capital de República Dominicana, con el objetivo de crear consciencia acerca de los múltiples casos de feminicidios que se presentan día a día en el país y del rol que deben jugar los hombres en el cambio.

“Detener la violencia contra la mujer también es cosa de hombres”, rezaba la consigna de la protesta, convocada por el Ministerio de la Mujer en las principales arterias del sur de Santo Domingo. En la instancia se hicieron presentes diversas autoridades de Gobierno y la policía, además del representante del PNUD, Lorenzo Jiménez de Luis.

La marcha dio inicio a un mes de conmemoración y actividades, a la espera del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, declarado por la ONU tras el asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal en el mismo país.

En lo que va de año, República Dominicana ya suma 74 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas. Por ello, la idea de involucrar al sexo masculino se hizo cada vez más urgente y dio su primera expresión en una convocatoria masiva, con consignas como “el hombre la respeta, no la insulta”.

Un centenar de hombres vestidos de naranja portaron fotos y carteles durante el recorrido, que contó con la intervención de un niño llamado Dariel Mesa durante el acto de cierre, quien expuso diez razones que “nos harán sentir un mejor hombre”.

Entre ellas, el pequeño señaló como un deber el “reconocer que hombre y mujer, mujer y hombre somos complementos de una misma creación” y que “mi condición de hombre no me ha sido dada para imponer mis verdades ni mis criterios, sino, más bien, para compartir existencia”, según consignó el medio local 7 Días.

Se estima que en el país mueren cerca de 102 mujeres cada año por la violencia de género. El último caso se registró el pasado lunes, cuando un oficial del Ejército asesinó a balazos a una profesora con la que mantenía una relación amorosa y luego se suicidó. Apenas tres días antes, otro miembro militar mató a tiros a su ex pareja y a su madre, ante el rechazo de ella a retomar la relación.