Un total de 16 condenados en Consejos de Guerra que contaron con la participación del ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, fueron incluidos como víctimas en el Informe de la Comisión de Prisión Política y Tortura, conocida como Informe Valech.

Las pruebas se contraponen a los argumentos otorgados por la defensa del militar en retiro. Cheyre habría integrado 26 Consejos de Guerra, donde 31 dictámenes contemplan su firma. Actualmente, el ex jefe del Ejército es investigado por dos casos de apremios ilegítimos, aunque no ha sido imputado aún.

Una investigación de La Tercera reveló que en dos resoluciones se formulan acusaciones de mantener escondido armamento y minuciones, además de “efectuar reuniones clandestinas tendientes a destruir el orden social y oponer resistencia al gobierno construido” y también pertenecer a grupos armados “en tiempos de paz”.

Benjamín Castillo, Luciano León Casanova, René Marambio, José Mena, Camilo Ardiles, Luis Pizarro, Elicer Maluenda, Luis Santander, María Pefaur, Leonardo Soto, Héctor Ogalde, Alejandro Donoso, Luis Araya, Ernesto Gálvez, Mario González y Darío Crespo son algunas de las víctimas que aparecen en el informe Valech.

Sin embargo, Jorge Bofill, abogado defensor de Cheyre, señaló que en dictadura hubo numerosos consejos de guerra y que los tribunales “los consignan como lícitos y regulados en el Código de Justicia Militar; su legalidad, además, ha sido confirmada recientemente por la propia Corte Suprema”.

Además, Bofill descartó responsabilidad de su representado en las violaciones a los Derechos Humanos: “Tenemos certeza de que ellos no fueron cometidos por Juan Emilio Cheyre”.

El abogado recalcó que demostrarán que existe “una operación sistemática para confundir y desinformar, aportando valor a instancias, documentos, fuera del contexto histórico de horror que vivimos en la dictadura”.