Carabineros detuvo a más de 35 mil niñas, niños y adolescentes durante 2016. Del total, al menos 10 mil tenían entre 14 y 15 años, según datos proporcionados por la institución.

Solo durante el año pasado, fueron arrestados 35.612 menores de edad, de los cuales 3.373 tenía 14 años y 7.041 de 15 años. En tanto, 13.797 detenidos tenía 17 años.

Pese a que las cifras aún son alarmantes, la tendencia ha ido a la baja en los últimos años. De hecho, en 2012, la cifra alcanzó un total de 46.895 niños detenidos, casi 10 mil más que el 2016.

Las detenciones son vinculadas en su mayoría al hurto, delito por el cual fueron detenidos casi mil niños de 14 años, además de 1.886 de 15 años, 2.881 de 16 y 3.332 de 17, según informó La Tercera.

Además, en la institución confirman que los delitos de robo con fuerza y tráfico de drogas aumentan exponencialmente con la edad.

“Lamentablemente, el inicio de las carreras delictuales se están dando entre los ocho y 14 años, y que estas se incrementan de manera gradual a medida que van creciendo hasta los 15-19 años, en que se producen los peaks de frecuencia, para luego empezar a descender entre los 20-29 años”, explicó Daniel Johnson, director ejecutivo de Paz Ciudadana.