Los primeros análisis realizados al cuerpo del joven Santiago Maldonado, cuyo cuerpo fue encontrado hace dos semanas en el río Chubut, indican que habría permanecido cerca de dos meses bajo el agua de dicho cauce.

Durante la próxima semana se entregarán los resultados definitivos de las pericias, ya que es necesario que se termine en análisis palinológico, que determinará la escena de fallecimiento del artesano.

Fuentes del medio Clarín precisaron a que “todo indica que ningún ser humano tocó el cadáver”, algo que va en contra de las versiones que apuntan a que el cuerpo habría sido “plantado” en el lugar poco antes del 17 de octubre, cuando lo encontraron los buzos.

Uno de ellos, el suboficial Rodolfo José Altamirano, declaró ante la justicia: “Habremos hecho unos 800 metros aproximadamente y apareció un bulto en el margen derecho: creí que era un tacho de ropa. Estaba a unos ocho o nueve metros de distancia y me acerqué nadando con el cabo primero López, tomándome de ramas, troncos y raíces. Intenté pararme cuando llegué al bulto pero no hice pie, por lo que me apoyé en una rama. Parado en esa rama, ni siquiera hacía pie con las aletas que tenía puestas, no lograba tocar fondo”.

Según el testimonio, el buzo señaló que pese a que hubo rastrillaje el río Chubut, se habría realizado a distancia del lugar del conflicto. Otros datos apuntan a que, a diferencia de los mapuche que sabían cruzar el río, Maldonado no sabía nadar. Además, la ropa y los pantalones mojados podrían haberle sumado unos 31 kilos más de peso.

Se espera que a inicios de la próxima semana, el juez federal Gustavo Lleral entregue las conclusiones definitivas de las pericias.