Durante este viernes detuvieron al ex vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, quien se desempeñó en el gobierno de Cristina Fernández. El juez Ariel Lijo solicitó la diligencia en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito en su contra. 

La detención se llevó a cabo en el departamento de Boudou, en el barrio de Puerto Madero. También fue detenido su amigo, socio y presunto testaferro, José Luis Núñez Carmona, quien también fue ministro de Economía de la ex Presidenta.

Boudou es acusado de integrar una asociación ilícita que cometía presuntos hechos de lavado de dinero mientras era ministro. La Fiscalía, tras una investigación económica del patrimonio del ex vicepresidente, señaló que hay una serie de inconsistencias que deben ser aclaradas: “Hay pruebas suficientes para creer que se ha enriquecido patrimonialmente en forma injustificada”.

A la vez, se determinó que ambos “cuentan con bienes que no pueden justificar con sus ingresos”, según consigna Clarín.

Además, sobre los vienes del ex vicepresidente, se determinó que después de un blanqueo de capitales se reportaron ” aportes, aumentos de capital, constitución de sociedades y compra de bienes”, lo que provocó un aumento patrimonial del 214,75% en 2001 que hasta ahora no ha podido justificarse. De hecho, Boudou declaró rentas por más de un millón de pesos argentinos sin documentación que lo respalde.