No había ocurrido en sus 129 años de historia. Por primera vez, una sala de la Corte de Apelaciones de Talca es integrada solo por mujeres, siendo presidida por la ministra Olga Morales y compuesta por la fiscal judicial Jeannete Valdés, además de la abogada Silvia Espinoza.

Fue el propio Poder Judicial el encargado de dar a conocer la noticia y destacarla en su web. El tribunal de alza maulino se fundó el 5 de septiembre de 1888 en Talca y desde entonces, solo lo han conformado dos ministras: Juana Venegas y Olga Morales. Por ello, resultaba complejo esperar la integración de una sala totalmente femenina.

Sin embargo, en octubre pasado, la sala dio su sorpresa. De forma adicional a la ministra Morales, se sumó la fiscal judicial y la abogada integrante, concretando un hecho histórico para la Corte talquina.

Al respecto, la ministra Morales recalcó que “es un verdadero honor poder haber integrado esta histórica sala de mujeres, esto después de los cerca de 11 años que llevo en la Corte de Apelaciones de Talca. Me pone muy feliz y espero se vuelva a repetir”.