Una mujer trató de multar a un local de juegos en Pichilemu para recuperar dinero que había invertido en una máquina tragamonedas. Para esto, se hizo pasar por fiscalizadora del Servicio de Impuestos Internos (SII).

La Policía de investigaciones emitió un comunicado donde explican que la mujer tenía una credencial original del SII que era de su nuera, quien trabaja en la institución, pero que en ese momento se encontraba de vacaciones en el extranjero.

La situación sucedió ayer viernes, cuando el dueño del local se acercó a dos detectives que pasaban por el lugar para consultarles por la “multa” que se le estaba aplicando.

Los funcionarios policiales realizaron un control de identidad que les permitió descubrir que la cédula de identidad de la mujer no tenía correspondencia con la credencial que portaba. Por este motivo, la persona fue detenida por el delito de usurpación de funciones públicas, sin embargo quedó en libertad pero deberá acudir a al fiscalía local.