El Ministerio de Salud en complicidad con la OPS/OMS vulnera el derecho a la salud con el “Nuevo Modelo de Atención Integral de Personas Viviendo con VIH/SIDA en Chile”. Esta política pública chilena, discriminatoria e inconsulta, presenta muchas falencias en derecho internacional en aquellos aspectos relacionados con la salud de los pueblos originarios, principalmente en lo que se refiere al acceso a la información como a la calidad de la atención.

Aunque las obligaciones internacionales adoptadas por el Estado de Chile exigen un desarrollo normativo específico en relación con el derecho a la salud de los pueblos originarios, actualmente no se dispone de una ley que regule de manera precisa los alcances y la aplicación de un programa de salud intercultural.

Es indispensable que el Estado de Chile cumpla con las obligaciones contraídas internacionalmente. Sin perjuicio de lo anterior, dentro de la normativa general es posible identificar un conjunto de normas, principalmente de carácter administrativo que han tratado y otorgado un marco al derecho a la salud de las comunidades y personas indígenas.

Los sistemas de salud de las culturas indígenas están conformados por conocimientos y procedimientos que se ajustan a sus prácticas y costumbres propias y no han recibido reconocimiento formal en el sistema jurídico chileno. En este marco, la aplicación del “Nuevo Modelo de Atención Integral a Personas Viviendo con VIH/SIDA” que implicará el traslado de usuarios desde hospitales públicos especializados a consultorios primarios, violará el convenio internacional, particularmente el 169 de la OIT que resguarda el derecho a la consulta que la Sra. Ministra de Salud vulnera y omite.

El derecho a la vida en su artículo 1º nos señala que los y las personas indígenas tenemos derechos desde el momento en que la República de Chile lo firmó y ahora es ley de la nación. El presente Convenio se aplica a los pueblos indígenas y tribales en países independientes, cuyas condiciones sociales, culturales y económicas les distingan de otros sectores de la colectividad nacional, nuestros pueblos están incluidos ahí.

El artículo 2º Nº1 señala que los gobiernos deberán asumir la responsabilidad de desarrollar, con la participación de los pueblos interesados, una acción coordinada y sistemática con miras a proteger los derechos de esos pueblos y a garantizar el respeto de su integridad.

La Ministra de Salud sabe que el mencionado Convenio Internacional no se ha cumplido porque la letra A establece se “aseguren a los miembros de dichos pueblos gozar en pie de igualdad, de los derechos y oportunidades que la legislación nacional otorga a los demás miembros de la población”.

El Estado de Chile incumple con la ley al crear e insistir en implementar un “Nuevo Modelo de Atención Integral a Personas Viviendo con VIH/SIDA” sin la participación de los pueblos indígenas consagrada en el artículo 6º del Convenio 169 que estable los siguientes derechos:

  1. Consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.
  2. Establecer los medios a través de los cuales los pueblos interesados puedan participar libremente, por los menos en la misma medida que otros sectores de la población, y a todos los niveles en la adopción de decisiones en instituciones electivas y organismos administrativos y de otra índole responsable de políticas y programas que les conciernan.
  3. Establecer los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de esos pueblos y en los casos apropiados proporcionar los recursos necesarios para este fin.

RENPO Chile denuncia haber recibido del Ministerio de Salud  abandono, desprotección, desidia y engaño a través de acciones directas y de una mirada folclórica hacia los nueve pueblos originarios de Chile que somos afectados por el VIH/SIDA y el nuevo modelo de atención genocida avalado por la OPS y el funcionario del Minsal Guillermo Zavala que nos ha mentido descaradamente a nombre de todas las autoridades del Ministerio de Salud.

Michelle Bachelet está a pocos meses de terminar su gobierno coronando su administración con un plan genocida que el Ministerio de Salud pretende instaurar. En este contexto, la Red Nacional de Pueblos Indígenas en respuesta al VIH/SIDA,  la sexualidad y los Derechos Humanos, demanda:

  1. La renuncia inmediata del Sr. Edgardo Vera, Jefe del Programa Nacional de Control y Prevención del VIH/SIDA por mentir, engañar, quebrantar la fe pública y violentar la vida de las Personas Viviendo con VIH/SIDA.
  2. Que las autoridades de salud reciban asesoría en el derecho internacional y nacional en lo que atañe a la vida y salud de los pueblos indígenas.
  3. Dirigir la mirada a las Personas que Vivimos con VIH/SIDA que seremos vulneradas en nuestros Derechos Humanos y no priorizar en acciones que tienen finalidades políticas, partidistas y/o económicas.
  4. Urgente audiencia con la Ministra de Salud para expresar nuestra visión contraria a la política genocida que la máxima autoridad sanitaria pretende firmar.

Willy Morales

Presidente RENPO Chile

Red Nacional de Pueblos Originarios en respuesta al VIH/SIDA

Territorios indígenas de Chile, 4 de noviembre de 2017