Acompañada por candidatos y candidatas al Parlamento, la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, lanzó su propuesta para terminar con la corrupción que se ha instalado en la política, y que según indicó “ha afectado la fe pública y ha afectado la tramitación de leyes en el Congreso que estaban siendo dictadas, directamente, por los grupos económicos”.

Además señaló “la crisis de la política tiene una de sus principales causas en la corrupción de autoridades y la relación impropia entre dinero y política” y recordó “esta relación es la que tiene hoy en día a varias autoridades desfilando en tribunales, y varios condenados por este motivo”.

En el diagnóstico realizado existe acuerdo en que la corrupción genera entre otros problemas: cohecho, tráfico de influencia y conflicto de interés, enriquecimiento en la política y mal uso de recursos públicos, vínculo con actividades ilícitas, como el narcotráfico, subordinación del poder político al económico y financiamiento ilegal de campañas o de la actividad políticas.

Ante ese escenario es que la ley contempla cinco medidas para atacar este flagelo, en donde se destacan: la creación de la Agencia Nacional de Conflictos de Interés; Agenda para reducir la influencia del dinero en la política; Acabar con el nepotismo en política; la Creación del Defensor Ciudadano y la Defensa de la fe pública.

En relación a la quinta medida la candidata señaló “el efecto de esta ley es que personas como Jovino Novoa (UDI), condenado por financiamiento ilícito de campañas en el Caso Penta, o el ex Alcalde Marcelo Rivera (PPD), condenado por fraude al Fisco y cohecho, estarán impedidos de por vida para ser candidato o autoridad en cualquier nivel del Estado”.

Para finalizar la abanderada señaló “la corrupción ha afectado a la política profundamente, lo sentimos y lo vemos todos los días en la calle, la gente tiene desesperanza y tiene desconfianza de lo que estamos haciendo, por eso es fundamental presentar una ley que que vaya en contra de los casos de corrupción”