La mañana de este lunes, el Gobierno hizo efectivo su anuncio de quitar la calificación de “terrorista” en la querella contra los cuatro comuneros mapuche imputados en el caso Iglesias, por la quema de una parroquia evangélica en la comuna de Padre Las Casas en junio de 2016.

La solicitud de quitar el carácter de terrorista la realizó la Intendencia de La Araucanía ante el Juzgado de Garantía de Temuco y fue acogida por la jueza Luz Mónica Arancibia.

Además, se pidió una rebaja de penas para los imputados. Para Alfredo Tralcal Coche se piden 3 años y 1 día de presidio mayor en su grado mínimo por su participación como cómplice en el delito de incendio.

Benito Trangol Galindo y Pablo Trangol Galindo arriesgan 5 años y 1 día en calidad de autores. El último además, 61 días de presidio menor por el delito de infracción a la ley de control de armas. Para todos ellos se considera la atenuante de irreprochable conducta anterior.

El anuncio de esta decisión generó polémica a comienzos de octubre, luego de que los cuatro imputados sostuvieron una huelga de hambre que se extendió por 117 días –pedían precisamente que no se aplicara la Ley Antiterrorista–, lo que generó la molestia del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien presentó su renuncia a la Presidenta Michelle Bachelet, que no la aceptó y le solicitó hacer uso de su feriado legal por dos semanas.