El Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló por los delitos de cohecho y fraude al Fisco, tras analizar una serie de antecedentes enviados por el Ministerio Público que dan cuenta de una maniobra realizada al interior de Carabineros para evitar licitación pública en compra de botas.

Entre y diciembre de 2016, el Departamento Adquisiciones y Abastecimiento de la Dirección Logística de Carabineros adquirió un total de 10.521 botas para su personal, mediante 27 órdenes de compra que sumaron un total de $871.462.696. La Fiscalía Metropolitana Centro Norte ya se encuentra liderando una investigación al respecto y decidió enviar la información al CDE.

Según las diligencias, es posible que las tres órdenes de compra hayan sido divididas para que las adquisiciones no superaran las mil UTM, evadiendo el artículo quinto de la Ley de Compras Públicas, que indica que transacciones superiores a dicho monto deben ser licitadas.

El CDE decidió querellarse señalando que “por el monto comprometido, superior al límite legal, Carabineros debió haber realizado una licitación pública como lo prescribe la ley, o al menos, cambiar el procedimiento, situación que estuvo en conocimiento de la Dirección de Compras y Contratación Pública, institución que nada hizo, teniendo la obligación de velar por la correcta aplicación de la ley”.

Además, en uno de los extractos de la querella, se lee que el CDE establece que “resulta, pues, evidente que el objetivo perseguido en definitiva fue evadir el sistema de licitación pública para elegir a dedo a la persona del proveedor”, según consigna El Mercurio.