Una niña de 12 años fue abusada sexualmente en tres ocasiones por un hombre que alquilaba una habitación en su casa, en la localidad de Florencio Varela. Hoy, la pequeña tiene 13 y vive con miedo a salir a la calle porque su agresor está libre. 

La niña se atrevió a contar lo ocurrido a su familia después de un intento de suicidio, según relató su madre Damiana a Crónica: “Mi hija se había intentado suicidar, pero no nos decía qué era lo que le pasaba. Hasta que el 11 de noviembre del año pasado nos llamaron del colegio. Ella le había contado a un compañerito que habían abusado de ella pero no dijo quién”.

Más tarde, ella misma le relató a su madre los abusos y le confesó que había sido el hombre de 34 años, que aún vivía en la casa.

“Un día que estaban solos él la llamó con la excusa de darle un papel para la hermana. Cuando ella se acercó, le tapó la boca, la metió en la pieza y abusó de ella por primera vez. Como vivía en nuestra casa, la amenazaba con que sabía por dónde entrar para matarnos a todos y prenderla fuego, relató Damiana.

El abusador negó inicialmente sus abusos, aunque después respondió: “No fue todo mi culpa, ella me buscaba”. El hombre fue golpeado por los vecinos antes de ser detenido. Pese a las pruebas y exámenes de la violación, la justicia solo determinó una restricción de alejamiento y el sujeto vive a media cuadra de la víctima.

“Mi hija sólo sale para ir al colegio. Tiene miedo, ya se lo cruzó y después no puede dormir. Un día se paró en la puerta del colegio para asustarla. Lo denuncio pero no pasa nada”, se quejó la mujer.

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.