La noticia del pasado viernes sobre el doping positivo de la principal figura del conjunto peruano, Paolo Guerrero, dejó a la prensa deportiva latinoamericana en la incertidumbre sobre el futuro del jugador.

Hoy, fue el propio Guerrero quien salió a aclarar lo ocurrido, tras la decisión de la FIFA de suspenderlo durante 30 días tras el resultado analítico adverso de la prueba antidopaje, que se realizó después del partido ante Argentina en el estadio La Bombonera.

Guerrero quedó descartado del repechaje que se jugará la selección ante Nueva Zelanda, en los encuentros de ida y vuelta que se jugarán el sábado 11 y el jueves 16 de noviembre.

“No puedo dar ninguna información en este momento, muy pronto saldremos a aclarar detalles sobre el caso”, recalcó el goleador peruano, quien prepara su defensa en Lima junto a un grupo de médicos y abogados.

Además, el jugador manifestó que solo queda “desearle la mejor de las suertes a mis compañeros. Queremos ganar y clasificar al Mundial que es el objetivo de todos”. 

Por último, Guerrero señaló que “está todo tranquilo. A hacer fuerza para ganar. Estoy unido con todo el grupo y mis compañeros. Les brindo todo mi apoyo. Arriba Perú”, cerró.

La sustancia identificada en las primeras pruebas realizadas a Guerrero es benzoilecgonina, un metabolito de cocaína que está contemplado en la lista de componentes prohibidos por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).