Un cambio importante en sus performances en vivo ha incorporado Villa Cariño, banda reconocida como uno de los más importantes números de la escena de la nueva cumbia chilena. Al igual como este año lo hizo Café Tacuba con la canción “La Ingrata”, a propósito del tema de la violencia contra las mujeres, el grupo nacional ha decidido dejar de interpretar una estrofa que hace referencia al tema de la diversidad sexual y la identidad de género.

En conversación con Culto de La Tercera, el vocalista y compositor Max Vivar se refirió a unos versos de la canción “No puedo olvidarla”, single de su álbum debut “Terapia intensiva” (2009) y una de sus canciones más reconocidas, que dice “cuando una noche, cuando una noche conocí a una tigresa / desilusión, desilusión más grande nunca había tenido / porque era un varón, un varón con minifalda / y mucha fuerza”.

[Lee también en El Desconcierto: VIDEO| Las actrices Daniela Ramírez y Li Fridman protagonizan “Amor de madrugada”, el nuevo single de Villa Cariño]

A propósito del rol social que el grupo ha asumido tanto en las letras de sus canciones -donde han hecho referencia a las demandas de No+AFP, a las violaciones a los DD.HH. en dictadura y a las desigualdades sociales- como en sus tocatas en apoyo a los diversos movimientos sociales, Vivar ha aprehendido en el último tiempo una visión respecto a los temas de género y diversidad sexual. Por lo mismo, han decidido dejar de interpretar aquella estrofa.

“Esa frase, que puede ser tan típica de la cumbia, hace diez años me daba risa, pero hoy me causa espanto. En vivo ya no la cantamos. Está la diversidad sexual y la identidad de género, que son cosas que hoy nos identifican. En un momento dijimos: ‘¿qué tan chistosa es esa frase?’ Basta que nos cause risa todo eso”, explicó el músico en la entrevista.

El Desconcierto conversó con Max Vivar para ahondar en las razones de esta decisión. Dice que siguen tocando el tema, pero que ahora a veces sólo no cantan nada, otras le cambian la letra y ahora último se les ha ocurrido aparecer con un cartel con un mensaje pro diversidad.

[Lee la entrevista de El Desconcierto: Max Vivar, líder de Villa Cariño: “No hacer un tema sobre las AFP era ser desleal con nuestro público”]

—¿Por qué toman la decisión de dejar de cantar esa estrofa?
—Lo que pasa es que hay cosas que están naturalizadas como humor y en realidad no son tan chistosas. Nosotros últimamente tocamos siempre en las actividades que hace el MUMS y hemos participado también en el cierre de la marcha por la diversidad sexual. Fue ahí donde nos dimos cuenta que en realidad qué risa le va a dar a una drag queen o a un transgénero que digamos “un varón con minifalda” y que eso a otra persona le provoque una desilusión.

—¿Cuál es el sentido que tenía la letra originalmente?
—Una vez, hace muchos años atrás, antes de inventar la canción, íbamos caminando por Vicuña Mackenna con el ex baterista de la banda y venía un travesti bien grande abrazado de un curao de baja estatura, amándolo. A mí me dio mucha risa esa imagen, por lo desproporcionado, porque se veía chistoso. Por eso puse la frase en la canción, acordándome de esa historia, de esa situación. Pero después lo reflexioné y pensé que uno tiende a pensar que él puede haber creído que era una mujer, pero quizás sabía que era un travesti y le parecía bien. Entonces ya no cantamos que es una desilusión, sino decimos que “satisfacción más grande nunca había tenido”.

—¿Cómo se han tomado sus fans el hecho de que le cambien esa parte de la canción? Es una de las más populares de su repertorio.
—Hay varios fans que se atacan, hay muchos que le molestan todos estos cambios, pero otros lo toman bien, se ríen, lo reflexionan y le dan la vuelta. En el mundo LGTBI se lo toman con humor, pero la cosa es que con esas tallas del “varón con minifalda” uno alimenta la tontera de los héteros nazi. En realidad, cuando uno no la canta, el que sale a alegar es siempre el homofóbico. El placer de sacar esa parte es para que ese hétero discriminador y homofóbico se pique.