La actriz Kristina Cohen acusó a su colega Ed Westwick, protagonista de la serie Gossip Girl, de abusarla sexualmente hace tres años. A través de Facebook, Cohen compartió un testimonio en donde describe cómo el actor, conocido por su interpretación como “Chuck Bass”, la violó en complicidad con su productor.

“Mi madre estaba muriendo de cáncer y yo no tenía el sistema de apoyo ni el tiempo para procesar y lidiar con las secuelas de la violación. Enterré mi dolor y mi culpa para hacer espacio para el ataque que vino después de la muerte de mi madre, sólo tres meses después”, relató.

Cohen precisó que el hecho ocurrió cuando ella y un productor asistieron al hogar de Westwick, quien en algún momento les propuso que “todos deberíamos tener sexo”. Aunque quería irse, el asistente le recomendó que no lo hiciera sentir incómodo y la joven actriz se retiró al cuarto de huéspedes a descansar, donde se quedó dormida.

“Allí desperté abruptamente con Ed encima mío y con sus dedos dentro de mí“, sentenció Cohen. Pese a que insistió en que se detuviera, la violencia no cesó: “Luché con él lo más duro que pude, pero él me agarró la cara, me sacudió y me dijo que quería tener sexo conmigo. Quedé paralizada, aterrorizada, no podía hablar ni moverme. Luego me sujetó y me violó”, contó.

La actriz aseguró que el hecho fue una pesadilla y los días siguientes no fueron mejores. El mismo productor le habría recomendado que “no debo decir nada por Ed hará que la gente venga por mí, que me destruyan y me olvide de mi carrera”.

Sin embargo, el destape de los casos de abuso en Hollywood la motivó a darse cuenta de la forma en que los hombres han utilizado el silencio a su favor en la industria.

“Me da asco ver a hombres como Ed respetados de una manera tan pública. Entrevistado por prestigiosas plataformas como la Oxford Union Society en la Universidad de Oxford, donde fue honrado como una de sus “personas que forman nuestro mundo.” ¿Cómo termina esto? Hombres como Ed usando la fama y el poder para violar e intimidar que luego continúan a través del mundo recolectando elogios“, sentenció.

Por último, Kristina Cohen señaló que espera que su historia pueda ayudar a otras a “restablecer y realinear los entornos tóxicos y los desequilibrios de poder que han creado a estos monstruos”.