Paradise Papers (Papeles del Paraíso) es el nombre de la filtración de millones de documentos que dejaron al descubierto las operaciones de millonarios y poderosos en países denominados como “paraísos fiscales”. En total son 127 líderes internacionales y numerosas figuras del espectáculo las que aparecen en la lista difundida por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), la misma organización que en 2016 reveló los Panama Papers.

Entre las nombres destacados a nivel mundial figuran la reina Isabel II de Inglaterra, cantantes como Bono y Madonna y funcionarios del entorno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El tema de los paraísos fiscales siempre es polémico, ya que usualmente han sido utilizados por multinacionales y millonarios de todo el mundo como parte de complejos entramados para lavar activos, o evitar revelar el monto real de sus patrimonios y, de este modo, evitar las rendiciones fiscales en sus respectivos países de origen.

En el caso de América Latina han salido a la luz nombres de figuras de peso que en El Desconcierto te detallamos a continuación.

Argentina

El caso más destacado por los medios trasandinos que es el del actual ministro de Finanzas, Luis Caputo. Según consignan, antes de asumir en su actual cargo, Caputo se desempeñó como manager de Noctua Partners Llc, “empresa dedicada a administrar inversiones de alto riesgo con sede en Miami y ramificaciones en Delaware y las Islas Caimán, dos jurisdicciones donde rige el secreto y los beneficios fiscales”.

Sin embargo, el ministro afirmó que se desvinculó completamente de ambas empresas antes de asumir como secretario de Finanzas, en diciembre de 2015. Además, señaló que no las mencionó en su declaración patrimonial debido a que se desempeñó como “administrador”, pero que no tenía participación en las acciones de las firmas y explicó que sus respectivos honorarios sí fueron declarados y rendidos.

Para el medio argentino Perfil, “el caso pone al gobierno de Mauricio Macri, que busca mostrar otra cara en la lucha contra el lavado de activos y la opacidad financiera, en una situación al menos incómoda”.

Colombia

Una de las menciones más comentadas es la del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a quien se le vincula con dos sociedades basadas en Barbados, y que tienen como accionista mayoritario a Global Education Group Colombia S.A, una compañía que financia gastos educativos de colombianos en el exterior que tuvo a Santos como miembro de su junta directiva en 1998.

Según los documentos, en el año 2001 -cuando se desempeñaba como ministro de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana- Santos era el director del grupo y, además, se le señala por esos años (abril y mayo de 2000) como director de Nova Holding Company Limited, compañía aseguradora de Barbados.

Santos se manifestó sobre el tema, pero señaló que retiró su participación de Global cuando asumió como funcionario en la administración de Pastrana. “Por ayudar como miembro de la junta me ofrecieron la posibilidad de una opción para adquirir una participación minoritaria a la cual renuncié en el año 2000. Nunca invertí un solo peso y nunca fui socio de esa compañía”, aseguró.

Desconozco por qué aparezco como miembro de la junta dos años después. Me imagino que se demoraron en registrar oficialmente los cambios”, agregó.

México

El sexto hombre más rico del mundo, el magnate mexicano Carlos Slim, aparece en una sociedad basada en Bermudas en el año 2000, donde según la publicación, se gestó su imperio de las telecomunicaciones y fue una pieza clave para expandirse a Sudamérica.

En el año 2000, la empresa de telefonía celular América Móvil (de Slim) cofundó la sociedad Telecom Americas Ltd. en las Bermudas -donde las corporaciones de capital extranjero no pagan impuestos-, junto con las firmas Bell Canada International y SBC Communications.

En febrero de 2001, añadió, Telecom Americas compró 950 millones de dólares de acciones del gigante Tess, que posteriormente se renombró Claro Brasil, y en julio del año siguiente América Móvil compró las participaciones de Bell y SBC en Telecom Americas, y se quedó sola al frente.

“Una revisión exhaustiva de los más de 6 millones de archivos internos del despacho Appleby muestra que Carlos Slim sólo fue uno de los actores relevantes del poder en México que acudieron al mundo offshore, a veces desde hace más de tres décadas, y ello con distintos propósitos”, expuso.