Ayer, la sala del Senado aprobó la inyección de 47 millones de dólares a Televisión Nacional de Chile tras dos jornadas de álgida discusión.

En total, fueron cuatro votaciones: La que crea el canal cultural o señal 2; la que permite a Contraloría investigar al canal, la referida capitalización y sobre la conformación de los directores de TVN.

Todas fueron aprobadas en mayoría, gracias a los votos de la Nueva Mayoría más el senador independiente Antonio Horvath. La derecha, en tanto, rechazó en bloque.

En el detalle de cada una se vislumbraron las diferencias entre ambos bloques.

En la creación del canal cultural, por ejemplo, el senador Hernán Larraín (UDI) afirmó que “no podemos botar la plata de los chilenos”.

“Aquí hay una agenda encubierta, quieren debilitar TVN, porque no quieren beneficiar a la tv pública. Esto afectará a los trabajadores, es una irresponsabilidad”, dijo por su parte el senador Felipe Harboe (PPD).

La aprobación significa que TVN deberá tener una nueva señal dedicada íntegramente a contenidos educativos y culturales. La llamada “señal 2” fue aprobada por 21 votos a favor, 12 en contra y una abstención.

La segunda votación fue la reapertura del debate sobre la fiscalización que podrá hacer Contraloría en el canal, después de que se rechazara anteriormente.

Por último, la esperada capitalización fue aprobada con 19 votos a favor y 7 abstenciones. Así, se autorizó al Ministerio de Hacienda a que inyecte hasta 47 millones de dólares para el canal.

Terminadas las tres votaciones, se votó también sobre el directorio de TVN, aprobada con 17 votos a favor.

El detalle de las votaciones muestra cómo se desempeñaron los candidatos presidenciales que también son senadores: Alejandro Guillier (Fuerza de Mayoría), Carolina Goic (DC) y Alejandro Navarro (País).

Guillier, pese que hace meses se comprometió a la aprobación a la capitalización, solo se quedó para la votación sobre el canal cultural, ausentándose para el resto.

Goic, en tanto, se quedó para votar la capitalización, pero se retiró para la de los directores.

El único de los tres que se mantuvo en la sala para todas las votaciones del día fue Alejandro Navarro.