La Tercera Sala de la Corte Suprema decidió rechazar cinco recursos de protección que fueron presentados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos en contra de Gendarmería y el Servicio Electoral (Servel), que buscaba propiciar las condiciones necesarias para que un total de 62 internos de los recintos penales de La Serena, Valparaíso, Temuco, Valdivia y Osorno pudieran participar de las próximas elecciones.

Los ministros Sergio Muñoz, Rosa Egnem, Juan Eduardo Fuentes Belmar, Carlos Cerda y Arturo Prado lideraron la instancia, que concluyó con dos votos a en contra, que los requisitos planteados en el recurso de protección exceden sus límites. Esto, pese a que aboga por quienes han sido condenados a una pena aflictiva, es decir, quienes poseen aún la titularidad del derecho a sufragio.

Los fallos establecen que “el conflicto planteado en autos excede con creces los márgenes, en general de una acción netamente jurisdiccional, lo que desde luego conducirá a desestimar la acción constitucional incoada, siendo de advertir que la pretensión hecha valer hace indispensable la dictación de normas legales que son de iniciativa exclusiva de los órganos colegisladores”.

Sin embargo, también agregaron que los reos tienen derecho a instar a las autoridades competentes a regular esta materia.

Al respecto, los ministros Muñoz y Cerda -quienes votaron a favor del recurso- argumentan que no existe razón que impida que las personas privadas de libertad puedan sufragar al interior de los recintos penales.

“En especial, que nunca una circunstancia de hecho puede impedir el ejercicio de un derecho fundamental, con mayor razón si esta radica en una actuación de la autoridad estatal, puesto que en tal caso es el Estado el que estará desconociendo ese derecho”, señala uno de los fallos.

En febrero y mayo de este año, la misma sala de la Corte Suprema había resuelto reconocer el derecho de los internos a sufragio. De hecho, también se ordenaron las medidas necesarias a Gendarmería y Servel para regularizar dicha situación.