El nombre de la popular cantante colombiana Shakira aparece en la filtración de los más de 13 millones de documentos sobre las actividades de más de 127 políticos y personajes públicos en países conocidos como “paraísos fiscales” y que abarcan desde 1950 hasta 2016.

Dichos documentos aseguran que la colombiana está domiciliada en el paraíso fiscal de las Bahamas, y que gestiona 31,6 millones de euros en Malta y Luxemburgo, países que también entran en dicha calificación.

El monto se trata del dinero obtenido por los derechos de autor de sus canciones, que tramita en esos dos países que tienen ventajas fiscales, según señaló el diario francés Le Monde, uno de los medios que ha participado en la investigación de los Paradise Papers.

Ezequiel Camerini, uno de los abogados de Shakira, aclaró al mismo medio que su clienta tiene una propiedad en las islas Bahamas, situadas en el Caribe, desde 2004, y que la sociedad maltesa Turnesol Limited “cumple con todos los requisitos legales para operar como tal”.

Paradise Papers es el nombre para una investigación periodística realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y en la que han participado 382 informadores de casi un centenar de medios de comunicación.