“Él me dijo cuán importante era tener química por fuera de la pantalla, mientras me sentaba encima y se bajaba la cremallera de su pantalón de cuero. Yo huí y llamé a mi agente, quien despreocupada me contestó: ‘Bueno, no sabía que no fuera tu tipo'”.

Con esas palabras publicadas en su su cuenta de Twitter, la actriz Portia de Rossi, esposa de la conocida presentadora de TV, Ellen DeGeneres, denunció al conocido actor de Hollywood Steven Seagal por acoso sexual.

Steven Seagal

Esta no es la primera denuncia contra Seagal. Lo mismo había hecho la también actriz Julianna Marguilies, protagonista de la  seria The Good Wife. En el casting para la película Furia Salvaje, cuando la actriz tenía 23 años, Seagal la invitó a un “ensayo” en el hotel donde estaba alojando.

Margulies aseguró que cuando llegó, el actor estaba solo y portando un arma. “Se aseguró de que viera su arma. Nunca había visto una en mi vida. No fui violada ni recibí daño alguno. Pero no sé cómo logré salir ilesa”, dijo.

Antes, la actriz y periodista Lisa Guerrero había hecho una denuncia similar. Después de un casting, Seagal la invitó a una nueva audición “privada” en la mansión del actor. La actriz se negó y obtuvo un papel menor en la película Fire Down Below. Durante el rodaje, asegura que siguió siendo hostigada y perseguida por el protagonista del filme. “Como una aspirante a actriz… ¿a quién iba a quejarme sobre la discriminación sexual? Él era el protagonista y el productor de la película”, dijo.

Otra actriz que había sufrido el acoso del conocido Seagal fue Jenny McCarthy, quien había dicho que en una audición en los 90, Seagal la había acosado pidiendo varias veces que se quitara la ropa.