Cuando apenas faltan 10 días para las elecciones presidenciales y parlamentarias, el candidato de la Unión Patriótica (UPA) Eduardo Artés, habló con Cooperativa acerca de su camino recorrido para llegar a La Moneda y analizó el escenario en caso de convertirse en el nuevo Presidente de la República.

Artés recordó que para ser candidato, fue necesario reunir más de 35 mil firmas y adelantó que formará un gabinete “con ministros de origen popular” y respondió positivamente a la consulta de la dirigenta social Roxana Miranda, ex abanderada presidencial del Partido Igualdad, quien le consultó sobre sus opciones de llegar a conformar un futuro Ministerio de Vivienda.

“Roxana Miranda sería mi ministra de Vivienda, sin duda, porque tiene las condiciones intelectuales morales y políticas y porque ella se construye y trabaja desde la gente”, fue la respuesta del candidato de UPA. “Tendríamos que darle un poco más de vuelta, pero nosotros somos de la idea que debiera de colocarse gente que es de origen popular, porque entendemos que los altos cargos son cargos políticos, no son cargos técnicos”, añadió.

Artés planteó que “Roxana es una luchadora, una mujer que nos ha dado un ejemplo de valentía, un ejemplo de consecuencia. Ella no ha tenido problema muchas veces de dar la pelea en solitario o junto con la gente, pero siempre buscando los intereses de los pobladores y la gente”.

El candidato también se refirió a los posibles apoyos que se darán en segunda vuelta y recalcó que “tenemos un programa y hemos visto hoy día que hay dos derechas: la vieja derecha y la nueva derecha, que hoy día se llama centroizquierda”.

El profesor disparó contra las candidaturas de Beatriz Sánchez y Marco Enríquez-Ominami, asegurando que están “en la nueva derecha”: “¿Qué es lo que es Beatriz Sánchez? No sabemos lo que es, no sabemos porque hasta ha criticado al gobierno de Allende, ha tratado de autoritario a Allende, justificando las mismas tesis que tenía la dictadura para el golpe”, argumentó.

Eduardo Artés recalcó que en segunda vuelta apoyarán a quien se comprometa a renacionalizar el cobre, democratizar a las Fuerzas Armadas, realizar una Asamblea Constituyente y decretar un estado de emergencia sanitaria, que “significa abrir todos los hospitales y las clínicas privadas en forma gratuita para sacar a los dos millones de gente que está en lista de espera”.

El candidato fue enfático en señalar que “aquí no es que vamos a apoyar sabiendo la historia de cada uno y qué intereses representa. Aquí se amarran con un programa o sino no vamos en segunda vuelta con ellos”.