Construir el proyecto político que encarna Poder Ciudadano ha constituido un camino que nos ha llevado a encontrarnos entre gente común que quiere una patria para su gente, que está dispuesta a darlo todo porque nuestra gente viva con la dignidad que merece, una pelea por reconquistar el sentido común. En ese camino que hemos emprendido lo que  nos ha quedado claro siempre es que un proyecto político ciudadano y radicalmente democrático no puede ser, si no tiene carácter popular y feminista, si no tiene como protagonistas a todas y todos.

Es por ello que las y los miembros de la directiva nacional de nuestro partido, así como las directivas regionales de nuestros territorios constituidos hasta el día de hoy, Arica, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Valparaíso, Metropolitana y Los Lagos, firmaron y adhieren tanto al Manifiesto de la Gente Común, como al Manifiesto del Feminismo Popular, documentos que constituyen los principios básicos de nuestro proyecto. Porque “estamos en política para derribar todas las barreras que impidan que cada una de nosotras y nosotros goce de sus derechos y se desarrolle como persona, por la dignidad de nuestra gente, toda nuestra gente.”

Porque nos indigna la realidad que viven las mujeres comunes de nuestro país, porque no es justo que tengamos que mantener a hijas e hijos con sueldos de miseria, que tengamos que comprar medicamentos con pensiones de hambre, que seamos golpeadas y asesinadas, que niñas que sean violentadas, que no nos sintamos seguras al caminar en las calles, que no podamos decidir sobre nuestros cuerpos. Que una y otra vez encontremos barreras para desarrollarnos, porque no solo somos excluidas por pertenecer al 99% de la gente común de este país, somos relegadas también por ser mujeres, por ser niñas, por ser lesbianas, por ser trans, por ser migrantes, por ser indígenas. Un feminismo popular implica pensar en las desigualdades políticas y sociales que vive la mayoría de las personas de este país, pero por sobre todo pensar en quienes viven esas desigualdades de manera más cruel. Por ello, nuestras candidatas y candidatos reafirmaron los principios del partido a través de la firma ante notario de nuestro sello feminista, con el que se comprometieron a impulsar el Programa Feminista del partido, que hoy se ve reflejado en el Programa de nuestra candidata presidencial Beatríz Sánchez.

Así también, nuestras candidatas y candidatos firmaron el programa del partido, el que tiene como uno de sus pilares fundamentales construir una sociedad de derechos, entre otros, a través de terminar con las AFP y establecer un Sistema de Pensiones Universal y Solidario, propuesta que también se ve reflejada en el programa de nuestra candidata presidencial.

Firmar dicho Manifiesto y Sello implica impulsar la agenda feminista en cada uno de los espacios en los que nos desenvolvemos como militantes de Poder Ciudadano, implica cambiar nuestras conductas en los espacios íntimos, así como en la sociedad, implica impulsar las propuestas cuando nos toque asumir cargos de representación popular, así como defenderlas en cada una de nuestras intervenciones, públicas y privadas, implica repensarnos como personas y como militantes, implica luchar día a día por ser mejores personas, por construir una Patria que nos respete a todas y todos. Pero implica también contar con militantes valientes, sin miedo a decirles a los poderosos y a quienes, enarbolando las luchas de la izquierda, mantienen lógicas machistas, que no vamos a soportar nunca más las injusticias, que no vamos a dar un paso atrá por defender a nuestra gente, toda nuestra gente.

Es por todo lo anterior que como Partido Poder declaramos que el candidato a senador independiente por la Región de Tarapacá, Rigoberto Rojas, no es militante de nuestra organización y nunca ha participado de una instancia formal de nuestro partido.  Como partido cedimos el cupo a este candidato independiente a petición de organizaciones sociales de la Región de Tarapacá, principalmente el Comité de Defensa del Agua de Camiña y comunidades Aymaras, quienes lo solicitaron por la lucha por el agua que ha llevado adelante. Nuestro partido siempre se ha mostrado abierto a ofrecer los espacios a las organizaciones sociales y las comunidades, por lo que ésta vez no fue la excepción. No obstante, manifestamos nuestro total desacuerdo con Rigoberto Rojas, y repudiamos sus afirmaciones misóginas y discriminatorias, que están en total contradicción con el proyecto político y ciudadano que hemos y seguimos construyendo. Creemos que no hay cabida dentro del Frente Amplio, ni de nuestro partido Poder Ciudadano, a quienes buscan desde la política y los espacios de poder, discriminar y violentar a miembros de nuestra sociedad. Por ello reiteramos que Rigoberto Rojas no es militante de nuestro partido, no ha recibido ningún apoyo de nuestro partido para esta elección, y, por supuesto, no apoyamos a dicho candidato.

Debemos con humildad y transparencia hacer un reconocimiento y autocrítica al error que hemos cometido al ceder un cupo a un candidato que no representa los valores de nuestro partido y del Frente Amplio. Como partido hemos sido críticos y duros en cuestionamientos cuando candidaturas que lamentablemente no han representado los intereses y el proyecto frenteamplista, manifiestan opiniones o han intentado instalar ideas que no son parte de este proyecto. De la misma forma, fuimos críticos y duros cuando organizaciones del Frente Amplio no quisieron reconocer públicamente su actuar ante las denuncias y acciones de sus militantes, quienes a pesar de violentar a compañeras de manera reiterada, no fueron expulsados o desvinculados de hecho de sus organizaciones de manera oportuna,  respetando la integridad de quienes fueron agredidas.

No haremos oídos sordos, ni tampoco actuaremos como los partidos políticos tradicionales. Asumimos nuestro error. Hemos ratificado a nuestro regional en Tarapacá que no aceptaremos que ningún candidato o candidata de Poder Ciudadano se vincule al señor Rigoberto Rojas, y haremos de público conocimiento a la comunidad y los medios de comunicación de Tarapacá esta declaración. De la misma manera le hemos pedido al Equipo Electoral de nuestro partido y Presidentes Regionales que evalúen con mucho más cuidado a los y las candidatas independientes para las próximas elecciones, pues a pesar de este error, mantenemos la convicción que nuestro partido es una herramienta al servicio de las organizaciones sociales.

La defensa de los derechos de mujeres, jóvenes y niñas es un pilar fundamental de nuestro proyecto político, el que está construído por compañeras que lideran otras organizaciones feministas, así como construyen día a día nuestro Frente Feminista, enseñándonos constantemente que un país y una organización democrática no son posibles sin el respeto irrestricto de los derechos de todas y todos. Esta es una batalla que damos día a día, en nuestra organización, dentro del Frente Amplio y, por supuesto, en cada espacio que construimos el Poder Ciudadano. En el Congreso quienes deben representarnos son aquellas personas que se van a enfrentar a la casta política-económica para devolverle el poder a la gente, no ha quienes quieren mantener las injusticias que vive nuestra gente hasta hoy.

Porque No hay País Sin Nosotras seguiremos construyendo el proyecto ciudadano, popular, radicalmente democrático y feminista. Por ello reafirmamos nuestros compromisos programáticos e instamos a todas nuestras candidatas y candidatos, hoy más que nunca, a levantar más fuertes estas banderas: No+AFP, derechos de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, reconocimiento y respeto a las familias diversas y sus Derechos Filiativos, por el Interés Superior de Niñas y Niños, Identidad de Género como Derecho Humano, así como todas las propuestas que nos permitan construir la sociedad de derechos que soñamos.