“Lula debe morir”, es el titular de un artículo publicado por el semanario brasileño Istoé en la edición que comenzó a circular este sábado, y que se refiere al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El texto, que puede leerse también en el portal del medio, está escrito por Mario Vitor Rodrigues, columnista en diferentes medios de comunicación en Brasil y quien a lo largo de su texto aclara que se refiere a la muerte “política” de Lula. Rodrigues habla de una derrota en las urnas, para impedir que un político condenado por corrupción sea convertido en “mito”. Según el periodista, el dirigente político tiene que cumplir la pena por los crímenes que cometió, pero al mismo tiempo hay que acabar con su imagen mítica de líder carismático.

El Partido de los Trabajadores (PT) anunció este domingo que denunciará penalmente a la revista por incitación al crimen porque demuestra “hasta qué punto la derecha y las elites están dispuestas a impedir el regreso de Lula a la Presidencia de la República” en las elecciones presidenciales del próximo 2018. De acuerdo con el PT, “el contenido del artículo es otra muestra de la basura propagandística contra el ex presidente Lula que esta revista habitualmente publica, además de calumnioso, mentiroso y difamatorio”.

La revista Istoé superó todos los límites de la venialidad y del periodismo sensacionalista que practica al publicar este semana el artículo titula ‘Lula debe morir'”, asegura la dirección del PT en un comunicado.

La nota del PT agrega que el título del artículo es una incitación al crimen prevista en el Código Penal brasileño y que por ese motivo la formación le pedirá a la Justicia que adopte las medidas necesarias para sancionar “al mediocre autor del artículo y a la revista que le dio guarida en su acto criminal”.

El ex presidente, condenado a nueve años por corrupción por un juez de primera instancia, lidera todos los sondeos de intención de voto para las presidenciales de 2018.

Además de la condena y la posible inhabilitación, Lula enfrenta otros seis procesos por corrupción. Sin embargo, esto hasta ahora no se ha traducido en disminución a su apoyo: Todas las encuestas lo muestran como el favorito para ganar las próximas elecciones.