Dos de las principales agrupaciones evangélicas se encuentran analizando la posibilidad de realizar un gesto de apoyo a la campaña de Sebastián Piñera, cuando queda menos de una semana para las elecciones presidenciales. 

El jefe político del comando, Andrés Chadwick, encabeza las reuniones con los líderes religiosos del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, representado por el obispo Eduardo Durán Castro, el mismo que ofició el polémico Te Deum donde la presidenta Bachelet recibió insultos y cuestionamientos. Además, es padre del candidato a diputado por RN, Eduardo Salinas Durán.

A la vez, también se sostienen conversaciones con el Consejo de Obispos y Pastores Evangélicos de Chile, que preside el obispo Jorge Méndez. En reuniones donde también ha estado presente la senadora UDI Ena Von Baer se han comentado los detalles del encuentro en apoyo del abanderado de Chile Vamos.

Según consignó Pulso, la idea apunta a un acto masivo que convoque a muchos evangélicos o también un encuentro más discreto que reúna a Piñera con los obispos. Pese a que los grupos insisten en realizar el evento desde hace tiempo, se optó por planificarlo para después de la primera vuelta electoral. 

De concretarse en los próximos días, se descarta una cita de carácter masivo. Sin embargo, la fecha aún no se ha decidido por problemas de agendas del candidato.

El acercamiento entre Chile Vamos y la Iglesia Evangélica se viene trabajando hace tiempo y en ello ha influido la cercanía de alguna de las figuras políticas con el mundo evangélico. Por ejemplo, con el UDI Iván Moreira o el secretario general de RN, Mario Desbordes. Además, también ha servido como nexo el militante de RN y vocero del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, Cristián Nieto.