Un análisis comparado de los programas de Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier en materias de educación, pensiones, salud y vivienda. Ese es el informe que, a solo 4 días de las elecciones y de la definición de cuál de los dos candidatos competirá con Sebastián Piñera en la segunda vuelta, presenta Izquierda Autónoma como insumo para la discusión interna del Frente Amplio.

La minuta fue elaborada por la Fundación Nodo XXI y tomó los propios temas que fueron definidos por la candidata Beatriz Sánchez como “intransables” respecto al rol del mercado en ellos.

Mercado y derechos sociales

El documento asegura que “el programa de Guillier mantiene la retórica del programa de Bachelet, presentándose como alternativa a una derecha que propone más AFP, más Isapres, más empleo precario. Sin embargo, sus propuestas implican una profundización de la subsidiaridad del Estado sobre todo en educación, salud y pensiones.

En la materia Educación, por ejemplo, ofrecen un comparativo en niveles escolar, técnico profesional y superior.

En educación escolar, ambos proponen seguir con la desmunicipalización en curso y terminar con el financiamiento por asistencia, para dar paso a entrega de recursos basales a las instituciones.

Pero es la candidata del Frente Amplio la que, según Nodo XXI, va más allá con su propuesta de eliminar el Simce, una reforma curricular y la eliminación de la selección por género.

En educación superior, Sánchez propone gratuidad universal en el sistema público mediante financiamiento directo a las instituciones, mientras que Guillier propone ampliar la actual gratuidad hasta el 7° décil. La candidata del Frente Amplio, además, apunta a condonar la deuda del CAE.

En Pensiones, en tanto, la principal diferencia sería que Sánchez asume la propuesta de la Coordinadora No + AFP de un sistema de reparto solidario, mientras que Guillier propone continuar con la vía del actual gobierno de un Fondo de Ahorro Colectivo y subsidios solidarios.

En Salud, la fundación ligada a la Izquierda Autónoma asegura que aunque ambos apuestan a la salud como derecho garantizado en la nueva Constitución, la diferencia estaría en que Sánchez propone transformar a las Isapres en seguros voluntarios, complementarios al Seguro Universal de Salud, creado a partir de un Fondo Único.

Guillier, en tanto, apuesta a traspasar el 3% de cotización obligatoria a un Fondo Solidario Nacional y a regular los abusos del mercado de las isapres, como le eliminación de la integración vertical, las preexistencias y establecer una “tarifa plena” para hombres y mujeres.

En cuanto a las concesiones hospitalarias, el senador apuesta al Estado como regulador y subsidiario de las inversiones privadas. La periodista propone eliminar las concesiones en el sector salud en el corto plazo.

Por último, en materia de Vivienda se presenta un extenso comparativo entre los programas.

En el Derecho a la Vivienda, el documento dice que Sánchez pone el foco en la recuperación del Estado de la gestión inmobiliaria y promoción de sistemas de autogestión de viviendas sociales, mientras que su contrincante apuesta al perfeccionamiento y nuevos programas focalizados a sectores vulnerables para la compra o arriendo de viviendas.

Además, el informe dice que Sánchez plantea medidas contra la retención especulativas del suelo urbano, lo que iría desde la aplicación de impuestos hasta la expropiación sin copensación.

También propone condonar a deudores habitacionales de la vivienda social y que el Estado tenga un rol relevante en la gestión de las construcciones con un Fondo de Inclusión Social Urbana de cáracter redistributivo.

Guillier, en tanto, apuesta por fortalecer la regulación de la edificación en altura y alta densidad.

Francisco Figueroa: “Guillier tiene que comprometerse sin ambigüedad con estos puntos”

“Contrario a lo que han dicho los voceros de la Nueva Mayoría, existen diferencias de fondo entre los programas de Beatriz Sánchez y Guillier. Mientras Guillier propone regular el modelo neoliberal que nos ha regido los últimos 40 años, Sánchez propone cambiarlo y expandir, por primera vez, lo público para garantizar derechos sociales”, asegura Francisco Figueroa, coordinador de la Izquierda Autónoma.

“Como IA respaldamos completamente a nuestra candidata en que estos cuatro puntos no son negociables. Cualquier diálogo que se desarrolle para la segunda vuelta, por lo tanto, debe ser sobre la base de un claro compromiso con estas transformaciones”, agrega el dirigente.

Por último, el vocero fustiga al senador por la presencia “en sus partidos a varios de los operadores del lucro con derechos sociales, como Pilar Armanet del PPD”. “Si Guillier está genuinamente interesado en impedir un retorno de Piñera a La Moneda, tiene que comprometerse sin ambigüedad con estos puntos”, finaliza.

Francisco Figueroa, Izquierda Autónoma / Agencia Uno