“Se ha visibilizado la adopción como la única opción para las familias diversas, pero las lesbianas podemos optar a otras técnicas. Tenemos derechos reproductivos y es necesario que se nos visibilice como tal”, dice la conocida comunicadora Paulina Magnere, al comienzo de la campaña de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio.

En el video en el que también aparecen figuras como la historiadora Emma de Ramón y su pareja Gigi Di Giammarino se explica la necesidad de una legislación sobre derechos filiativos para las familias diversas, y que afecta especialmente a las parejas de lesbianas en el caso de la fertilización asisitida, debido a que el Estado no las reconoce a ambas como las madres de sus hijos. Lo anterior a pesar de que el art. 179 del Código de la Familia establece que “la filiación por naturaleza puede ser matrimonial o no matrimonial”.

“Yo no soy la madre gestora, por lo tanto el certificado de parto quedó a nombre de Gigi. Si yo hubiera sido un hombre, simplemente habría ido con ese certificado del parto al Registro Civil y lo hubiera inscrito”, explica De Ramón, mientras que su pareja Di Giammarino agrega que “da lo mismo si tienes matrimonio, Unión Civil, lo que sea, porque los derechos filiativos los tiene un hombre con respecto de cualquier tipo de hijo”.

En el registro también aparecen figuras como la reconocida cantante María Jimena Pereyra, quien aparece junto a su pareja y cuentan que “hemos optado por ser madres con técnicas de reproducción asistida y queremos que el Estado reconozca nuestra familia”. “Actualmente el Estado de Chile reconoce solo a la madre biológica y no a su pareja del mismo sexo. Nuestros hijos e hijas no tienen las mismas oportunidades y derechos que cualquier niño o niña. Por eso necesitamos que se legisle ahora sobre derechos de filiación”, finalizan.

Mira el video acá: