Ayer, el octavo Juzgado de Garantía de Santiago confirmó que Claudio Eguiluz, presidente de Renovación nacional en la región del Bío Bío y candidato a diputado por el distrito 20, fue culpable por el delito de emisión y facilitación de boletas ideológicamente falsas.

Eguiluz fue condenado en base a las boletas que fueron a parar en campañas políticas, que suman más de $460 millones de pesos. El tribunal dictó una pena de 800 días de pena remitida y una multa de $2,8 millones.

Eguiluz, candidato a diputado, enfrenta ahora una compleja situación. No tiene ningún impedimento legal para ser electo este domingo, pero una pena accesoria loo complica: Durante los 800 días que dure la condena, estará suspendido de ostentar cargos públicos.

“La condena abarca un delito reiterado, casi 30 documentos distintos y la condena los abarca a todos ellos. Por tanto, desde punto de vista de lo que fue la investigación y el resultado, esto claramente es satisfactorio”, aseguró el fiscal Rodrigo Yáñez.

Por su parte, el abogado querellante del caso, Mauricio Daza, afirmó que el fallo “ratifica que los hechos que se le imputaban eran verdaderos y constituían delitos”.

La inédita estrategia de Eguiluz

El candidato a diputado tomó una osada decisión respecto a su caso. Eguiluz aceptó la propuesta de la Fiscalía de un juicio abreviado, aceptando los hechos que le imputaron, tal como lo hizo antes el ex senador Jovino Novoa.

Sin embargo, Eguiluz salió del tribunal reafirmando su inocencia y de que apelará ante la Corte de Apelaciones. “No hay acuerdo. Aquí hay dos opciones, yo he manifestado siempre que no he cometido ni un delito y he pagado siempre mis impuestos. Yo le reconocía al fiscal solamente que eran platas que se habían usado para campañas políticas. Nada más”, dijo.