Durante el pasado fin de semana, Arturo Vidal fue advertido bautizando a su hijo menor, Emiliano, en el Vaticano, un lujo para la mayorías de las familias, pero un gasto más considerando el abultado patrimonio del futbolista, cuyo sueldo en el Bayern Munich supera los 800 millones de pesos mensuales.

Esto, sin considerar los contratos publicitarios, que mes a mes suman más de 300 millones de pesos a sus arcas, con la presencia de marcas como Ea Sports, Nike o Mossimo. Además, el “Rey” posee una gran cantidad de negocios, propiedades y bienes raíces.

Según un artículo de La Cuarta que examina la forma en que el futbolista ha hecho crecer su patrimonio, se menciona que Vidal posee dos departamentos en La Florida, además de su mansión en en Peñalolén, avaluada en más de 400 millones de pesos. También se agregan cinco vehículos y diversas propiedades y emprendimientos.

A la hora de hablar de sus negocios, se cuenta Vidal App, Limusinas Vip -a cargo de su suegro, Carlos Matus- y en Stud Alvidal, donde el futbolista desata su gran pasión por los caballos. Se calcula que posee más de 50 ejemplares purasangre y ha desembolsado más de 2 mil millones de pesos desde que entró al rubro de la hípica. De hecho, “Il Campeone”, su favorito, se fue a Estados Unidos tras una compra por dos millones de dólares.

Además, el volante desembolsó 4 millones de dólares por el Club Paihuén, ubicado en Chicureo. A esto se suman otras inversiones, como Arvid Limitada -que factura 2.660.000.000al año o más- e Inversiones Vimat Spa, entre otras que se reparten en Ñuñoa, Algarrobo, Viña del Mar y Coquimbo. En total, y solo en cálculos aproximados, el patrimonio del futbolista crecido en la comuna de San Joaquín supera los 10 millones dólares.