Diversas polémicas han rodeado a los futbolistas en esta jornada de elecciones. El día comenzó con los cuestionamientos hacia el jugador de Colo-Colo, Esteban Paredes, quien no asistió a constituir la mesa 103M de la Escuela Presidente Riesco de Maipú, tras ser designado vocal de mesa.

Más tarde, las críticas apuntaron a los futbolistas en el extranjero que no se inscribieron para votar, como el arquero Claudio Bravo, Alexis Sánchez, Gary Medel y Arturo Vidal. Las estrellas de La Roja se marginaron de la primera elección presidencial que cuenta con el voto de los chilenos en diversas partes del mundo, pese a las críticas que en distintos momentos han realizado acerca de la situación política de Chile.

Al respecto, el portero de la Selección Chilena publicó un mensaje en Twitter en donde explicitó su desconfianza hacia el sistema político: “Se acabará la droga en Chile, habrá sueldos dignos para los trabajadores, se bajará la enorme cantidad de dinero que se gasta el Estado en armamento, se bajará el impuesto a la bencina, se pagará menos en los tag, se dejará presos a los delincuentes (…) mejorará la educación y los sistemas de salud?”, sentenció Bravo. En redes sociales, su mensaje no fue bien recibido.

Sin embargo, mostrando una postura radicalmente distinta, César Cortés, actual jugador de Santiago Wanderers, pidió en Twitter que no se generalice a sus compañeros de profesión, porque algunos sí están interesados en participar de las elecciones.

“Por favor, no generalicen con los futbolistas porque algunos sí estamos interesados en ejercer nuestro deber cívico”, recalcó “Chester”.

Además, el jugador señaló que “conozco otros muchos futbolistas que también lo hicieron porque sí nos interesa quiénes nos gobiernan”