Estuvo estacionado desde por lo menos las 6 de la tarde en la calle Carabineros de Chile, justo atrás del Hotel Crowne Plaza donde Sebastián Piñera y sus seguidores esperaban atentos los resultados de las elecciones presidenciales de este domingo.

Un camión de más de cuatro metros de altura, con un camarín equipado con pantalla plana, tres baños, un frigobar repleto de refrescos, dulces, aire acondicionado y wifi, iba a recibir a Sebastián Piñera una vez terminado su discurso. El abanderado de Chile Vamos subiría al techo del automóvil, que se desplega en forma de escenario con parlantes gigantes, para celebrar la jornada.

/www.sunboyschile.com

/ www.sunboyschile.com

El modelo, que trajo a Chile la marca de unos hermanos brasileños, Sunboys, está especialmente diseñado para transitar con música durante carnavales como el de Río de Janeiro y también en fiestas masivas de música electrónica, según explicaron sus dueños a El Desconcierto, que tuvo la oportunidad de recorrer el camión por dentro, que esta noche iba a ser su debut en Chile.

Según uno de los carabineros que custodiaba el hotel donde estaba el comando del candidato de Chile Vamos, ya estaba todo organizado para cortar el tránsito en una sección de la Alameda y estacionar ahí el camión, donde Piñera daría otro discurso y luego habría música para celebrar junto al público.

¿El problema? Los resultados no fueron los esperados. Así lo confirmaron cercanos al candidato una vez finalizado el discurso en el segundo piso del hotel, tras conocerse que alcanzó un porcentaje de adhesión de tan solo 36, 63%, lejos de lo esperado. “Tuvieron que llevarse el camión para la casa no más, si la idea era celebrar el triunfo de Piñera en primera vuelta”, dice uno de los dos carabineros que esperaron toda la tarde junto al camión. A las 10 de la noche ya no había rastros de él.