Cuando ya van más del 70% de las mesas de votación escrutadas, los resultados han revelado a una serie de sorpresas con respecto a los candidatos presidenciales: la votación de Sebastián Piñera no fue tan alta como se proyectaba –se acerca al 37%–; la arremetida de Beatriz Sánchez, quien está en estrecha distancia peleando la segunda posición con Alejandro Guillier –20% y 22,6% respectivamente–; y el inesperado cuarto lugar de José Antonio Kast con casi ocho puntos de preferencias.

Con esas tendencias marcadas, una cosa es clara: las tres principales encuestas del país fallaron en sus proyecciones. Durante los últimos meses, la sensación predominante en la opinión pública fue la de que al abanderado de Chile Vamos se encontraba con una ventaja tal, que incluso existía la posibilidad de que ganara en primera vuelta, mientras que la distancia entre Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez era irremontable.

Dichas percepciones –que han sido desacreditadas con los resultados que se han ido revelando– fueron avaladas, en primer lugar, por la encuesta Adimark, que en su última entrega en su historia, y que correspondió al mes de agosto, pronosticó que Piñera alcanzaría un 40% de las preferencias; Guillier, un 21%; Sánchez, 16%; Goic, 7%; Kast, 2%; y ME-O, un 1%. Todo lo anterior basado en que el porcentaje de votación alcanzaría un 49%.

En el mismo sentido, la encuesta bimensual del Centro de Estudios Públicos (CEP) de octubre, la más reputada de todas las mediciones, estimó que Piñera alcanzaría un 44,4%, seguido de Guillier con un 19,7%. El sondeo situó mucho más abajo a Beatriz Sánchez con el 8,5% de las preferencias, y detrás a Marco Enríquez-Ominami en el cuarto lugar (4,7%), pasando a Carolina Goic (3,9%) y José Antonio Kast (2,7%). Además, la medición estimó que quienes probablemente votarán en las elecciones serán entre un 42% y un 47% del padrón, es decir, unos 5,9 y 6,7 millones de electores.

Finalmente, la última edición de la encuesta semanal Cadem, de Plaza Pública, que fue entregada durante los primeros días de noviembre, auguró que Sebastián Piñera conseguiría el 45 % de los votos, mientras que Alejandro Guillier el 23%, Beatriz Sánchez 14 por ciento, Carolina Goic 6%, al igual que José Antonio Kast 6%, Marco Enríquez-Ominami 5%, y Alejandro Navarro y Eduardo Artés un 0,5 por ciento cada uno.

Con respecto a la participación, Cadem estimó como un límite “pesimista” que ella se sitúe cercana a un 43% (equivalente a los 5,9 millones), mientras que calificó como “optimista”, que el resultado aumentar hasta 52%, con 7,2 millones de electores.