Pocos minutos después de las 9 de la noche, en la sede electoral de Chile Vamos, compareció el candidato Sebastián Piñera, quien se proclamó ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 36,6 por ciento -con un 89 por ciento escrutado-.

“Recibimos los resultados con gratitud, humildad y esperanza”, aseguró el presidenciable. Piñera afirmó que los números obtenidos por su candidatura son “muy parecidos” a los que consiguió en 2009. “Recuerden que ganamos la elección”, aseguró luego. Sin embargo, en aquella ocasión, Piñera obtuvo en primera vuelta un porcentaje ocho puntos mayor que este domingo, llegando al 44 por ciento.

Entre aplausos y ovaciones de sus votantes y seguidores, y acompañado de toda su familia en el escenario, señaló que su victoria se dio en todas las regiones de Chile y en casi 375 comunas: “Prácticamente en todas las comunas de clase media hemos ganado, en todas las comunas más pobres y vulnerables”, dijo al respecto.

El candidato de derecha agradeció a sus “compatriotas” que concurrieron a votar y que “cumplieron con su deber cívico”. Luego dirigió unas palabras a sus rivales políticos: “Lo importante no es siempre ganar”, les dijo. Luego agradeció a sus votantes y soltó ante su público: “Quiero agradecer cada abrazo, cada beso y cada pellizcón que recibimos”.

El presidenciable hizo mención especifica a “la unidad de los chilenos”, uno de sus retóricas más recurrentes durante la campaña: “La unidad ha sido siempre nuestra mejor aliada. Unidos recosntruimos el país después del 27 de febrer, unidos rescatamos sanos y salvos a los 33 mineros”, proclamó.

Piñera va directo al balotaje con Alejandro Guillier, quien sacó 22,63 de los votos (con un 89 por ciento), el próximo 17 de diciembre.