Una serie de críticas se despertaron el pasado viernes, luego de que el vocalista de Ases Falsos, Cristóbal Briceño, publicó un polémico estado a través del fanpage de Facebook de la banda, donde manifestaba su postura de abstenerse en las elecciones del pasado domingo: “Yo quiero ser parte de la pequeña gran fisura, la que rompa el dique”, escribió.

Una de las respuestas más encendidas la realizó Milton Mahan, uno de los integrantes del dúo Dënver, quien en una carta abierta replicó que “no puedo callar una vez leído lo escrito por mi colega Cristóbal Briceño, quien va por la vida adoctrinando, en un tono mesiánico que no puede no dejarme aún más perplejo”. 

Y, polémico como siempre, Briceño volvió a salir al paso. “Yo sé que callado comería mejor… pero es tanta la tentación de compartir ¡y yo soy tan débil!”, comenzó en una nueva publicación de Facebook, donde se preguntó: “¿Dónde quedó el antiguo gusto por escuchar una idea distinta? ¿es que ya nadie recuerda el dulce sabor de una opinión diferente?”.

El cantante aludió a la publicación de Mahan al señalar que “mucha de la mala onda viene de hombres jóvenes que tienen bandas, conocidas y no tanto. Algunos bastante cercanos incluso me han dedicado cartas abiertas (teniendo mi número y mi correo… ¡y el marketero soy yo!)”.

Luego, se refirió de forma más directa al trasfondo de su primera publicación: “¿En qué momento pasamos a ser los músicos la voz de la prudencia y el sentido común? ¿en qué momento nos volvimos tan frígidos e inofensivos? ¿acaso no somos eslabones de una noble tradición de desatino y disidencia?“, se preguntó.

“Creo que lo entiendo, hoy el mundo ENTERO tiene que hablar como si fuera candidato a algún cargo público, eso puedo verlo, todo es gazmoñería y nadie ha hecho nada malo en su vida. ¿Pero es que tenemos que seguir los músicos también ese patrón? ¿No tendríamos nosotros que despeinar el asunto?”, agregó.

Briceño explicó con respecto a su primer texto que ” NO ES que quiera que piensen como yo ¡qué PESADILLA sería esa! pero sí que puedan soportar y hasta disfrutar de pensamientos y sentimientos inesperados. Lo del otro día, por ejemplo, no fue un “llamado a no votar” como pone la prensa. Fue una opinión. Tengo queridas amigas y amigos que votan, no les hago la cruz. Es rico conversar y discutir. Yo no hago llamados, no soy político (sic)”.

En el espacio también se refirió a “algunas flechas recibidas” como “que se me condene por utópico o idealista, ¡pero es que soy un cantante de música popular, por el amor de dios! Es que no entiendo esta nueva obsesión de exigirle al músico que piense y obre como 1 wn + (sic)”.

Finalmente, para quienes le argumentaron que a través del voto fue que se sacó a Pinochet lanzó: “Si no es porque sale de Chile a verse la hernia, capaz que terminaba de panelista en un matinal”.

¡Ay! yo sé que callado comería mejor… pero es tanta la tentación de compartir ¡y yo soy tan débil!¿Dónde quedó el…

Posted by Ases Falsos on lunes, 20 de noviembre de 2017