Tras los malos resultados de las elecciones presidenciales de este domingo, finalmente la senadora Carolina Goic renunció este lunes a la presidencia de la Democracia Cristiana.

La decisión fue anunciada al inicio del consejo nacional del partido, donde se analizaron los resultados de la primera vuelta. La instancia sirvió también para que la “disidencia”, integrada por la ex ministra Ximena Rincón y el diputado Gabriel Silber, pusiera encima de la mesa las críticas a su liderazgo.

Posteriormente, Goic leyó una declaración pública a la prensa, acompañada por el diputado Matías Walker y el histórico dirigente Gutemberg Martínez, entre otros.

“Todos aquí somos responsables de las decisiones colectivas que tomamos y yo la responsable de haberlas conducido”, dijo la ex abanderada. Y continuó: “Es por esto y en consecuencia con la más profunda responsabilidad ética que en este momento procedo a renunciar a mi cargo de presidenta del partido, porque es lo que corresponde y porque durante toda mi trayectoria política he actuado con decencia y de frente”.

Goic agregó: “No necesito que nadie venga a pedirme la renuncia, menos por la prensa y lejos de la institucionalidad del partido. Yo a diferencia de otros asumo y asumiré siempre mis responsabilidades”.

Apoyo a Guillier en el balotaje

La senadora aprovechó la instancia para aclarar su posicionamiento respecto a la segunda vuelta. “Hoy es Alejandro Guillier quien debe liderar la tarea que se le ha encomendado. Será responsabilidad de él como candidato tomarlas, si lo estima pertinente, y conducir este proceso con todos aquellos que queremos seguir avanzando en el desarrollo que requiere nuestro país”, precisó.