Una clave importante de estas elecciones es que el Frente Amplio logró salir de la caricatura que los situaba como un grupo concentrado en las comunas de Providencia y Ñuñoa, ya que los resultados mostraron su avance en sectores populares, principalmente dentro de la Región Metropolitana.

Una de las mayores sorpresas fue el resultado que obtuvo Beatriz Sánchez en la comuna de Puente Alto, donde obtuvo la primera mayoría (31,4%), casi cinco puntos por encima de Sebastián Piñera (26,5%), a pesar de que el territorio ha sido históricamente dominado por el ex precandidato de Chile Vamos, Manuel José Ossandón.

Fuente: Servel

También destacan los resultados obtenidos en la comuna de Maipú, la más grande de la capital, donde la diferencia entre Piñera y Sánchez fue de un margen muy estrecho, y donde esta última quedó apenas mil votos abajo del candidato de Chile Vamos.

Fuente: Servel

También destacan los casos de Quilicura y La Granja. En la primera, la candidata se situó sólo 800 votos por debajo de Piñera, y en la segunda la distancia fue aún más estrecha, con una diferencia de sólo 410 votos. Los siguientes casos muestran a ambas comunas respectivamente.

Fuente: Servel

Fuente: Servel

Los resultados anteriores fueron el impulso para que finalmente la candidata del Frente Amplio lograra la segunda mayoría en la Región Metropolitana y se impusiera por sobre Alejandro Guillier, con un 22,76%, versus un 21,85% que obtuvo el abanderado del pacto Fuerza de Mayoría.

Fuente: Servel