Todas las encuestas daban como el gran ganador de la primera vuelta presidencial a Sebastián Piñera, quien a lo largo de todo su campaña habló del crecimiento económico como uno de sus principales pilares de campaña.

Sin embargo, si bien fue el ganador de las elecciones del día de ayer, no ganó con la holgura que se esperaba de que superara el 40%, y además otras alternativas que desde los empresarios han evaluado como más perjudiciales para la economía, como la de Beatriz Sánchez, obtuvieron una elevada votación.

El golpe se sintió de inmediato en la Bolsa de Santiago, cuyo principal indicador bursátil-el índice de precio selectivo de acciones (IPSA)- se desplomó en más de un 4% tras los resultados. Actualmente la baja es de un 3,89%, siendo que el viernes había tenido un alza de un 1,53%.

El IPSA mide las variaciones de precios de las 40 sociedades con mayor presencia bursátil en la Bolsa de Santiago, entre las que se encuentran SQM, Cencosud, el Banco de Chile, el BCI, Entel, CMPC, entre otras.

Cabe recordar que hace unas semanas el presidente de la Bolsa de Santiago, Juan Andrés Camus -quien donó a Sebastián Piñera 13 millones para su campaña-, aseguró que se produciría un “colapso financiero” si no triunfaba el candidato de Chile Vamos, y que un triunfo de la derecha era una buena noticia para los inversionistas. Sus dichos fueron secundados por la dirección del BCI.