Un positivo balance realizó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, junto al secretario ejecutivo de la Reforma Educacional, Andrés Palma, sobre el resultado de las postulaciones a los establecimientos educacionales municipales y particulares subvencionados que participan del Sistema de Admisión Escolar (SAE), en cinco regiones del país. En términos globales, 63.780 postulantes fueron admitidos en algunas de sus preferencias. Ellos corresponden al 85,3% de las 74.757 familias que participaron del proceso. Además, el 58% fue admitido en su primera preferencia.

En la región de Tarapacá, 7.648 postulaciones fueron admitidas en alguna preferencia, lo que corresponde al 86,7% del total; en la región de Coquimbo, 15.750 (80,5%); en O’Higgins, 19.300 (88,49%) y en Los Lagos 17.593 (88,72%). Estas cuatro regiones se incorporaron este año al SAE y las postulaciones correspondieron a los niveles prekínder, kínder, primero y séptimo básico, y primero medio.

En el caso de la región de Magallanes, que desarrolla el proceso por segundo año, las postulaciones correspondieron a todos los niveles de enseñanza y totalizaron 3.489 (73,72%).

Los apoderados que no lograron un cupo o bien quienes rechazaron las opciones que el Sistema les entregó, pueden esperar los resultados de las listas de espera y también deberán volver a postular en el periodo complementario de postulación entre el 4 y el 7 de diciembre, a todos los colegios que cuenten con cupos disponibles.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, recalcó que “ningún niño se quedará sin establecimiento para estudiar”. Destacó, además, que gracias al Sistema de Admisión se puede garantizar que sean los padres los que eligen el colegio para sus niños y no los establecimientos los que seleccionan a sus alumnos, como ocurría antes cuando realizaban entrevistas, y solicitaban antecedentes socioeconómicos y académicos, entre otros.

“Estamos dando la posibilidad real de que cualquier familia de nuestro país postule a sus hijos e hijas al colegio que le parezca mejor, siempre y cuando acepte y coincida con el proyecto educativo del colegio; estamos trabajando para terminar con la automarginación de muchas familias que sentían que no tenían derecho a acceder a ciertos colegios. Esto es un cambio cultural; es una mejora de las condiciones del país”, sostuvo.

Participación masiva y rechazo mínimo

El pasado lunes se habilitó el sitio para que los apoderados pudieran revisar su resultado y aceptarlo o rechazarlo. A las 13:00 horas 16.891 familias, es decir el 22,59% del total de postulantes, ya habían ingresado al sitio web. De ellos, solo 156 rechazaron el colegio en que fueron admitidos, es decir, el 0,9% de los casos. Otros 787 apoderados rechazaron el establecimiento en que fueron sus hijos fueron aceptados, pero se encuentran en lista de espera para ser admitidos en otro colegio. Ellos representan el 4,65%, vale decir, más del 94% ha aceptado el resultado del sistema.

Las familias que no cuenten con computador o conexión a internet pueden acercarse a la SECREDUC o al DEPROV para revisar sus resultados. Si aceptan, es muy importante que finalicen el proceso matriculando al niño en el colegio donde fue admitido, para que no pierda su cupo entre el 18 y el 22 de diciembre.

Estas son algunas experiencias en Magallanes: