En un hecho inédito para la democracia chilena, la Fiscalía Centro Norte tiene en sus manos que involucra nada menos que al presidente del Senado, el recientemente derrotado Andrés Zaldívar (DC).

El Ministerio Público solicitó formalmente intervenir el teléfono del senador ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, después en encontrar antecedentes de su relación con el empresario Alvaro Jofré Cabezas, quien ingresó 32 ciudadanos chinos al país entre el 7 de junio y 12 de julio de este año.

“Continuar con el monitoreo de este teléfono del imputado senador Andrés Zaldívar Larraín resulta fundamental tanto para acreditar el hecho originalmente investigado de tráfico de migrantes como el de cohecho”, argumentó la Fiscalía, según consigna la edición de hoy de La Tercera.

Según revela el medio, la causa a cargo del fiscal Marcelo Carrasco inició en junio, después de una denuncia que llegó a la PDI, relativa con el ingreso masivo de inmigrantes chinos, a los que el empresario Jofré hizo pasar como “sus invitados y proveedores”.

Después de interceptar el teléfono del empresario, la Fiscalía descubrió que este se “jactaba de tener amistad con gente de gobierno”, como el ex jefe del Departamento de Extranjería, Rodrigo Sandoval y el primer secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores, Diego Rivera, según detalla el escrito del Ministerio Público. “A ambos les manifiesta de manera abierta que tenía problemas con el ingreso de los ciudadanos chinos que quería traer al país, lo que estaría siendo obstaculizado en el Consulado de Chile en Shangai”, continúa.

Entonces es que Jofré contacta a Zaldívar, “quien en al menos en tres ocasiones le indica que se ha contactado con Carlos Appelgreen Balbontin, actualmente director general de Asuntos Consulares e Inmigración, para revisar la gestión que le encomendó, esto es, le habría pedido que revisara la situación de las visas gestionadas por el imputado”.

La Fiscalía incluso indaga sobre la visita de Jofré al ex Congreso de Santiago en octubre. “Después de salir del Congreso se comunicó con Diego Rivera y le relató extensamente los detalles de su entrevista con el senador Zaldívar”, dice el documento.

De las interceptaciones que realizó el Ministerio Público, dio cuenta del interés del senador en la terna de jueces para el Tribunal oral de Talca y un llamado al director general de la PDI.

La respuesta de los involucrados

Tanto Jofré como Zaldívar negaron participación en los delitos investigados.

El empresario aseguró trabajar “para la agencia China Chile Connection, llevamos mucho tiempo en la gestión de inversionistas chinos que llegan a Chile. Han llegado a invertir desde un centro comercial hasta la exportación de cerezas y vinos”.

Sobre su relación con Zaldívar, aseguró que “lo que hago es decir, senador quiero hacerle una consulta ¿a quién le puedo preguntar por las visas, quien es la persona idónea? Yo hice una consulta por Ley de Transparencia y me dan una respuesta estúpidamente correcta: ‘estamos en el tiempo para darle una respuesta’. ¿Usted cree que un empresario chino va a estar cinco meses esperando que le den las visas?”.

El propio presidente del Senado, en tanto, aseguró no haber recibido dinero a cambio de favores políticos. “Yo no he estado cohechando nunca a nadie, a nadie le ofrecido plata ni le he cobrado plata”, dijo.