Hace 134 años nació el reconocido muralista mexicano José Clemente Orozco en Ciudad Guzmán, México. Hoy, el artista es considerado universal, reconocido por haber documentado el cambio social y político de la época en su obra.

El joven José Clemente creció en Ciudad de México, donde recibió la influencia del caricaturista José Guadalupe Posada, con quien se encontraba en su camino a la escuela. Él sería trascendental en despertar su conciencia política y amor por el arte.

Sus murales, considerados una forma de educar acerca de la historia, se reparten en los edificios más representativos de México. A los 14 años, Orozco fue enviado a estudiar a la Escuela Nacional de Agricultura y logró sus primeros ahorros dibujando mapas topográficos.

En 1909, se decidió a consagrarse por completo a la pintura y colaboró en algunas publicaciones, con acuarelas ambientadas en los barrios populares de la capital. Sus primeras obras también fueron litrografías de la vida indígena y pinturas murales, realizando su primera exposición individual en 1961.

Orozco se unió a Diego Rivera y David Alfaro en el sindicato de pintores y escultores, con el objetivo de recuperar el arte de la pintura mural con ayuda del Gobierno. En unos años, el movimiento llenaría el país de obras que buscaban poner en práctica el arte callejero y reivindicarlo al servicio de las ideas de la izquierda.

“Prometeo” (1930) es uno de sus trabajos más reconocidos en Estados Unidos, donde retrató temas como la esclavitud y deshumanización de las grandes ciudades. De regreso en México, pintó un mural en el Palacio Bellas Artes, llamado “Katharsis”, que está situado frente a uno realizado por Rivera. La injusticia y los movimientos sociales también fueron una de los ejes de su obra, que se explaya sobre la historia de México desde las civilizaciones indígenas hasta la Revolución Mexicana.

En 1946, el muralista recibió el Premio Nacional de Bellas Artes. Orozco murió el 7 de septiembre de 1949, mientras trabajaba en un nuevo mural. Sus restos fueron sepultados en el Panteón de los Hombres Ilustres, por orden del presidente Miguel Alemán.

Este jueves, Google quiso sumarse a los homenajes con un doodle que destaca el día de su nacimiento. El artista es considerado uno de los responsables del florecimiento del arte pictórico y popular mexicano y, además, un pintor comprometido con la justicia social de su país.