Los pésimos resultados obtenidos por la DC en las las pasada elecciones presidenciales y parlamentarias sigue provocando recriminaciones y cuestionamientos al interior del partido.

De hecho, el ex ministro y econocimista Eduardo Aninat renunció a su militancia de más de 30 años en la falange, luego de congelar su participación hace unos meses. Esta vez, el ex secretario de Estado de Frei Ruiz-Tagle decidió partir definitivamente de la colectividad, acusando “torpezas y deslealtades”. 

En un documento publicado en El Mercurio, Aninat sostiene que fue personalmente a la sede de la DC a plantear su decisión: “Ayer fue un día triste y a la vez solemne. Triste, porque interrumpí treinta años de militancia continua en el Partido Demócrata Cristiano, y me fui. Solemne, porque el sustantivo peso de las razones profundas que me llevaron a retirarme -pensando en el futuro largo de Chile- superó esta vez a la nostalgia, las memorias amables o la simple inercia”.

El economista argumentó que congeló su militancia con la esperanza de que la “limpia y valiente campaña” de Carolina Goic fuera el baño de unidad que la DC necesitaba. Sin embargo, apuntó, “nada de eso ocurrió: hubo torpeza y deslealtades”.

“Hoy en día asistimos a un espectáculo negativo: proliferan y vocean los faccionalismos; cunden el disenso y el pesimismo. Algunos parlamentarios recién elegidos sacan cuentas interesadas y alegres. Otros corren hoy día a sumarse, apresurados, al candidato de la Nueva Mayoría”, señaló.

A juicio de Aninat, aquello es expresión del “comienzo del fin”: “Empieza a apagarse lenta, accidentada e inexorablemente la llama de la opción humanista de centro, que tanto contribuyó al país. Aquella que le dio a Chile estabilidad y progreso social decidido con líderes de la talla de Manuel Bustos, Bernardo Leighton, Eduardo Frei, Patricio Aylwin”.