En el Frente Amplio saben que Alejandro Guillier y el oficialismo dependen de ellos y su electorado para poder triunfar en segunda vuelta y derrotar a Sebastián Piñera.

Aún así, el bloque se toma con tiempo su decisión de qué hacer de cara al balotaje, pues tampoco será fácil aunar las posiciones de las 13 organizaciones que conforman el conglomerado.

En entrevista con La Tercera, uno de los líderes más reconocidos del Frente Amplio, el diputado Gabriel Boric (Movimiento Autonomista) asegura sin tapujos que si bien consideran que “Piñera significa un retroceso para Chile, pero no es claro que Guillier signifique un avance”.

El parlamentario propone un debate “abierto, público y convocante” de cara al balotaje. “Debemos cautelar un equilibrio muy delicado entre la confianza depositada en nosotros y el retroceso que significaría un gobierno de derecha. Lo que debemos hacer, por tanto, más que llamar o no a votar por Guillier es colaborar en dar un debate de fondo sobre las ideas que hemos defendido, sobre las que Guillier debe pronunciarse, y que nos han dado la representación que hoy tenemos”, aseguró.

Boric delimita cuáles son esas ideas: “No más AFP, condonación CAE, negociación por rama, impuesto a los súper ricos, royalty minero, apuesta por la educación pública (expansión de matrícula y financiamiento a la oferta) y gratuidad en todos los niveles; seguro universal de salud, poniendo fin al negocio de las isapres; posnatal para los padres; descentralización efectiva; territorio y autonomía para los pueblos originarios, y asamblea constituyente“.

El problema, según Boric, es que el senador y candidato de Fuerza de Mayoría no se ha referido a ninguno de esos temas de manera sustancial. “Quienes votaron por nuestro programa lo hicieron por transformaciones más profundas que las que se han impulsado hasta hoy. Por lo tanto, la responsabilidad de convencer a quienes votaron por nosotros es de Guillier”, finalizó el diputado.