El alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, señaló que algunas de las víctimas del bus que se volcó en Victoria habían sido declaradas Tesoros Humanos Vivos por la Unesco, debido a su edad y por la práctica ancestral de componedores de huesos o Ngütamchefe.

El edil señaló que en el accidente habían “abuelos y abuelas que estaban ayudando a la salud, habían sido elegidos como tesoros humanos vivos por parte de la Unesco, y la propia Presidenta de la República les había entregado su reconocimiento hace poco”, según consigna Bío Bío Chile.

El bus regresaba a Tirúa después de participar en un encuentro intercultural en Lonquimay, en el sector cordillerano de La Araucanía. De acuerdo a lo que informa Carabineros, el bus volcó a un costado de la vía en el kilómetro 24 de la ruta entre Curacautín y Victoria, las causas aún se investigan.

El accidente dejó un saldo de 10 personas muertas que fallecieron en el lugar. Una de las hipótesis es que el accidente se habría producido por el exceso de velocidad en una curva. La investigación está encabezada por la SIAT de Carabineros.

Algunos heridos fueron trasladados al Hospital de Victoria, mientras que otros que se encontraban en estado de gravedad fueron llevados por vía aérea al Hospital Regional de Temuco.