Ya se acercan las definiciones dentro del Frente Amplio de cara a la segunda vuelta presidencial. Hay algunas colectividades que apoyan la idea de negociar un apoyo para Alejandro Guillier, mientras que otra se niegan de plano a esto y están dando libertad de acción a sus militantes.

El Partido Humanista ha optado por esta vía declarando que sin importar quién salga electo, ellos serán oposición. A través de un comunicado dieron a conocer esta decisión donde hacen énfasis en que un posible gobierno del candidato de Chile Vamos sería un “retroceso”.

“Una gran mayoría de los chilenos no quiere a Piñera nuevamente en el poder, pero es necesario precisar que no somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de evitar que la Nueva Mayoría vuelva a entregarle el gobierno. El problema es de ellos, pero no se escucha la más mínima autocrítica por su parte y además pretenden presentar el problema como si fuera de todos. Ellos tienen además gran parte de la responsabilidad en la desafección de grandes sectores de la población respecto a lo político, expresada en una abstención que ya supera el 50%”, declaran desde el partido.

“Nosotros no pedimos nada porque no queremos nada con ellos, ningún compromiso. El voto en segunda vuelta es un acto de libertad que busca evitar lo que se considera peor para Chile y se opta por el mal menor, declarándonos desde ya opositores a cualquiera de ambos gobiernos que resulte electo”, puntualizan.