Greenpeace llegó a las oficinas de The Coca Cola Company en Santiago de Chile con el reclamo de “¡Sprite, reforestá ya!”, motivados por la denuncia de que su principal proveedor de jugo de limón concentrado en la provincia de Salta, Argentina, deforestó 3 mil hectáreas de bosque nativo.

La organización ecologista exige a la marca de gaseosa reforestar el total de lo destruido y establecer una política de Cero Deforestación para sus proveedores.

La empresa es cuestión es La Moraleja S.A., que según las denuncias deforestó 3 mil hectáreas de bosque protegido. Según Naciones Unidas, Argentina está entre los 10 países que más destruyen sus bosques.

Vista aérea de la Finca La Moraleja en Salta, proveedora de limones para Sprite

“Más de 54 mil chilenos se sumaron al reclamo por los bosques y piden que Sprite reforeste ya las más de 3 mil hectáreas destruidas. No basta con que la marca de gaseosas diga ser sustentable, si realmente lo es debería adaptar una política de Cero Deforestación para sus proveedores”, aseguró Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques en Greenpeace.

Aunque The Coca Cola Company y su proveedor La Moraleja S.A. admitieron el desmonte en un comunicado y se comprometieron a la restauración de solo 1.400 de las 3.053 hectáreas, todavía niegan la ilegalidad y el grave impacto ambiental de la destrucción de los bosques, existiendo toda la evidencia disponible.

“Ya son más de 200 mil personas las que se sumaron al reclamo que está creciendo regionalmente, sobre todo en Chile, Colombia y Argentina. El bosque es vida y juega un rol fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Es nuestra esponja y paraguas protector natural. Más deforestación significa más inundaciones”, concluyó Giardini.