Durante este jueves, el presidente boliviano Evo Morales confirmó que irá a disputar un cuarto mandato en las elecciones de 2019, celebrando el fallo del Tribunal Constitucional que lo autorizó a presentarse. Además, envió un mensaje a las autoridades de Estados Unidos.

“Frente a esta amenaza del departamento de Estado de Estados Unidos, que me dice que debo renunciar a la candidatura en 2019, yo no estaba tan decidido, ahora estoy decidido, voy a ser candidato en 2019“, sentenció Morales en medio de un acto público.

El Mandatario se refirió a los dichos del Departamento de Estado, quienes manifestaron que “EE.UU. está profundamente preocupado por el fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia de declarar inaplicables las provisiones de la Constitución de ese país que prohíben a los cargos electos, incluido el presidente, servir más de dos mandatos consecutivos”.

Además, hicieron alusión a los resultados obtenidos del plebiscito realizado en febrero pasado, cuando más de la mitad los bolivianos rechazó un cambio constitucional que eliminaba el límite de repostulación a los cargos.

Morales calificó los dichos como una “intromisión” y recalcó que “entiendo las grandes aspiraciones del pueblo; es sabio y no se equivocó. Hemos cumplido con el mandato del pueblo apelando al Tribunal Constitucional y el fallo es en base a la Constitución y al derecho internacional”.

La decisión del presidente de Bolivia, al mando desde 2006, ha provocado movilizaciones y protestas en rechazo en las ciudades de Cochabamba, La Paz, Sucre y Santa Cruz. Además, la oposición anticipó que llamarán a boicotear la próxima elección nacional de magistrados, entre ellos los miembros del Tribunal Electoral, que se realizará este domingo.