Esto que se ha construido de que yo gobierno con el narcotráfico es totalmente falso“, aseguró Miguel Ángel Aguilera (ex PS), el alcalde de San Ramón, ante la pregunta por sus nexos.

El escándalo estalló a comienzos de octubre, luego de una investigación realizada por Informe Especial (TVN), donde se detallaban los vínculos a través de funcionarios contratados a honorarios en su municipio con una banda de delincuentes.

Para él, se trató de errores administrativos, sumados a la contratación de personas con antecedentes penales, pero asegura que eso no lo convierte en un “narco-alcalde”. “Tengo un certificado del Departamento Jurídico (lo muestra) donde dice que no se requiere el certificado de antecedentes para el Programa Social de Jardines. Yo no comparto esa opinión”, explicó en conversación con Radio Universidad de Chile.

Aguilera afirmó que hasta el momento no existen las pruebas que sustenten las acusaciones que se le imputan: “Me parece que para convertirme en un símbolo, como se ha hecho, se requiere muchísimo más y hasta el momento ninguno de esos antecedentes se han presentado”, aseguró.

La máquina del entorno de Lagos en su contra

El edil de San Ramón afirmó que las acusaciones en su contra son “montaje” y que “el trasfondo de esto es lo político“.”Creo que claramente el entorno de (Ricardo) Lagos me pasó la cuenta a mí y a través mío a (Alejandro) Guillier. Estoy convencido de eso”, continuó.

Así, afirmó que el laguismo le pasó la cuenta por su apoyo decidido a Alejandro Guillier en la interna del PS. “El Comité Central lo apoyó y no dejó que Lagos fuera el candidato. Yo participé de eso. En nuestro sector de la ‘Renovación Socialista’, algunos querían votar por uno y otro y finalmente nos jugamos por dar libertad de acción, lo que en la práctica le dio la victoria a Guillier. Parece que dolió al final porque si contaban esos votos podía darse un equilibrio. De cinco miembros mi grupo subió a 16 en el Comité Central, tenía un rol que jugar, por lo que es una historia que se debe estudiar”, señaló.

En su relato, Aguilera apuntó a dos dirigentes históricos del Partido Socialista: Ricardo Solari y Camilo Escalona. sobre el primero, señaló: “¿Cómo se puede explicar que el presidente del Directorio de TVN, Ricardo Solari, socialista como yo, tenga un reportaje durante una semana entera hablando sobre los posibles vínculos de un alcalde de su partido con el narcotráfico”.

En cuanto a Escalona, afirmó que “hay que fijarse en los detalles. Él me acusa a  título de nada 24 horas después de la denuncia. Un alcalde del mundo popular, pero que también llega tercero en el Partido Socialista y estaba en la línea de sucesión. En ese contexto estaban los rumores de que si nos iba va mal en las elecciones”.

“Álvaro Elizalde tenía que renunciar. ¿Y a quién le tocaba asumir? Escalona actuando cuando era probable que tuviera que asumir Aguilera. Le aclaro: nunca tuve intención de ser presidente del PS porque mi mayor orgullo es haber llegado a ser alcalde de la comuna de toda mi vida. Pero eso es lo que se rumoreaba en los pasillos del partido”, finalizó.