Como un “rotundo fracaso político” para la Nueva Mayoría calificaron desde el comando de Sebastián Piñera la resolución del Frente Amplio de no entregar un apoyo explícito a Guillier en segunda vuelta, a pocos minutos de haber sido comunicada, y agregaron que “el FA ha dejado herida en el ala la candidatura de Alejandro Guillier“.

“El apoyo no se ha producido y se expresaron las diferencias políticas de fondo que mantienen con la candidatura de Alejandro Guillier. Para el Frente Amplio la candidatura de Guillier es desde el punto de vista programático ambigua, que no se ha hecho cargo de las demandas del Frente Amplio”, dijo Andrés Allamand (RN), vocero de la campaña.

Jaime Bellolio (UDI), por su parte, aseguró que desde el conglomerado “saben que Guillier va a perder” y tildó de tibia la resolución, y además bromeó señalando que “quizá cambien el color de su logo y lo pongan todo amarillo”.

Finalmente, a pesar de que Sánchez en la declaración señaló que “Sebastián Piñera representa un retroceso”, Allamand afirmó que la intervención “fortalece la candidatura de Sebastián Piñera” porque construye en Chile “una mayoría positiva”.