La visita del candidato presidencial Sebastián Piñera a Valparaíso estuvo llena de obstáculos. Pese a que el abanderado estuvo acompañado en todo momento del senador y coordinador regional de su campaña Francisco Chahuán y de la alcaldesa de la Ciudad Jardín, Virginia Reginato -ambos de gran popularidad en la zona- Piñera no evitó los malos ratos.

De hecho, durante la jornada, el ex Presidente vivió tres incómodos momentos que fueron registrados y se volvieron uno de los temas más comentados en redes sociales: el primero comenzó cuando el empresario entregaba panfletos en las calles de Viña del Mar y un transeúnte se acercó a saludarlo y a realizarse una curiosa pregunta: “¿Vas a seguir robando?”, a lo que el ex mandatario respondió “sí, claro que sí”.

Algo similar le ocurrió al abordar un bus de la locomoción pública junto al senador Chahuán. Los registros difundidos en redes sociales agregaron subtítulos para entender mejor la incomodidad del momento: el candidato presidencial sube y pregunta “¿cómo están? ¿a dónde van?”, obteniendo silencio y la respuesta de una señora, quien señaló ir atrasada.

Segundos después, cuando el candidato desciende de la micro, los pasajeros ríen de su huída y uno de ellos le grita que jamás votará por él.

Quizás el peor momento de la jornada lo vivió al salir de una actividad en el café de la Plaza Aníbal Pinto, en la ciudad de Valparaíso. Al caminar por la calle, escoltado de Carabineros, un gran número de personas comenzaron a gritarle de todo, mostrándole el rechazo de la comunidad porteña.

El candidato debió caminar raudamente y subir a un vehículo junto a Cecilia Morel y su equipo, mientras un par de personas que le gritaban fueron detenidas por Carabineros.

Sin embargo, al finalizar la jornada y a través de un comunicado, el senador Chahuán destacó los resultados de la visita a la región, enmarcada en una nueva estrategia de campaña “micro a micro, auto a auto, acerca al Presidente a las personas, por lo que estamos convencidos que vienen tiempos mejores”.