La encuestadora Criteria Research realizó estimaciones sobre cómo será el traspaso de votos de cara a la segunda vuelta presidencial. Según la empresa habría un 9% de los votos del Frente Amplio que se irían a la candidatura de Sebastián Piñera.

Sobre estos pronósticos, el analista DC, Mauricio Morales señala que “en las comunas donde mejor le fue a Ossandón, mejor le fue a Sánchez. Hay un voto ossandonista frenteamplista. Es escasamente ideológico y que sanciona a los candidatos más institucionales”, según consigna La Segunda.

“También hay gente pragmática, que le hace más sentido hacer oposición genuina a Piñera más que a Guillier y también habrá quienes se inclinarán por Piñera por la fuerza que ejerce Ossandón. Se dieron el gusto de votar por Sánchez y volverán a la derecha si Ossandón los moviliza, es un voto que apoya alternativas populistas”, argumenta.

El analista Marco Moreno de la Universidad Central detalló que parte de la votación de Sánchez que se iría a Piñera podría ser parte de un voto más pragmático. “Ese es el voto más zorrón”, argumentó.

“El votante de Sánchez “es volátil; en ocasiones ha votado por centroizquierda y por otras por centroderecha. Se mueve en las lógicas de las personas. Está conforme con el avance del país, pero requiere de mayor atención, porque las políticas públicas han estado enfocadas en otros grupos…. Y hay un componente importante de gente que pudo haber votado antes por la Concertación y que ahora castigó a la Presidenta”, señala Moreno.

Desde el comando de Piñera, el analista Gonzalo Cordero argumentó que “el elector del Frente Amplio que dice que votará por Piñera me parece que valora cuestiones de estilo: en el FA son jóvenes, nuevos en política, universitarios preparados. Para ellos Guillier tiene un discurso antiguo, no se ve dinámico ni energético. Beatriz Sánchez tiene un voto ABC1, pues le ganó a Guillier en Las Condes, Vitacura, Providencia, Lo Barnechea y Ñuñoa, que es donde están quienes valoran la juventud, la novedad y preparación del FA. Pero en segunda vuelta, Piñera es más modernismo y preparación”.